Por Camilo Morales
26 marzo, 2021

La actriz –que hoy tiene 18 años– recordó con ironía cuando la criticaron por su físico en el estreno de la película, en 2018.

En las redes sociales es común encontrar haters o personas malintencionadas que le hacen comentarios negativos a actores o protagonistas de distintas producciones. Ese fue el caso que tuvo que enfrentar la joven actriz de 18 años Milly Shapiro, quien interpretó a Charlie en la película de terror Hereditary, dirigida por Ari Aster.

Esta cinta ya se ha transformado en un ícono del cine de este género y luego de su estreno se llenó de buenas críticas por parte de los especialistas, quienes en su momento la caracterizaron como “inquietante“, “desgarradora” y “terrorífica“. No por nada llegó hasta el 89% de aprobación en el sitio Rotten Tomatoes.

Pero así como existen luces en los éxitos de la pantalla grande, también hay sombras. Y una de esas malas experiencias le tocó a Shapiro, quien se metió en la piel de una extraña niña que practicaba taxidermia y dormía en una casa en el árbol.

Todos alabaron su manera de actuar, pero hubo quienes se fijaron solo en su físico. Hoy Shapiro ya tiene esa etapa superada y le respondió a todos los haters que hace tres años no la dejaban tranquila haciéndole comentarios sobre su aspecto.

PalmStar Media

A través de su TikTok, la actriz publicó un video en cuya bajada decía: “Recuerdo cuando salió el tráiler y uno de los comentarios top era sobre lo fea que era. Vive, ríe y ama“.

Mientras tanto, en el video publicado hacía alusión de forma irónica a su aparición en Hereditary. “Aparecer en una película y dar vida a un personaje que, a propósito, te hace tener tu peor aspecto y que millones de personas lo vean”, decía el texto mientras de fondo sonaba una canción que decía “Creo que esto me está afectando mentalmente“.

Ahora Shapiro está convertida en una influencer con miles de seguidores en sus redes sociales, en las cuales publica diariamente sus distintos outfits y elaborados maquillajes. Hay que recordar que su aspecto en la película Hereditary fue transformado con procesos de iluminación y de efectos especiales digitales, para darle así una vibra más terrorífica.