Por Lucas Rodríguez
12 noviembre, 2021

Coprotagonizada por la estrella de Friends, la película cuenta la historia de cómo el personaje de Adam creó una relación falsa, que finalmente terminó por convertirse en verdadera.

Una de las grandes magias del cine (así como de los aspectos que más le rompen la cabeza a los ejecutivos, productores y financistas) es que por mucho que uno crea que puede adivinar la recepción del público hacia una película, a veces hay algunas que resultan en éxitos inesperados. La mejor manera de ver este contraste, es dejar pasar algo de tiempo: una buena película seguirá siendo celebrada y vista por más personas a medida que pasen los años, mientras que una olvidable será… bueno, olvidada. 

Netflix

Es por esto que sin importar cómo la reciban los críticos, finalmente es el público el que decide. Y en el caso de “Una esposa de mentira”, de Adam Sandler, el público lleva varios años amándola.

Netflix

Esto queda más que claro con la reciente aparición en el ranking de los 10 más vistos de Netflix del clásico moderno de Sandler. Ahora que la película acaba de ser añadida al catálogo, cada vez más personas están eligiendo revisitarla, llevándose la divertida sorpresa de que era tan entretenida y graciosa como se acordaban. 

Netflix

La trama ya todos la conocemos, pero repasémosla de todas maneras: luego de un malentendido, el personaje de Adam descubre que si le dice a las mujeres que está casado pero tiene problemas de su esposa (o está en proceso de divorcio), estás querrán acostarse con él. Es cuando conoce a la mujer de sus sueños (interpretada por la modelo Brooklyn Decker) que llevará la estrategia un paso más allá, reclutando a su asistente personal (Jennifer Aniston) para que finja ser su esposa. 

Netflix

La combinación de Adam Sandler y Jennifer Aniston, dos leyendas de la comedia de los años 90s, dio para una película realmente graciosa.

Netflix

El éxito de esta (a pesar de que fue despedazada por la crítica) dio inicio a más de una colaboración entre Jennifer y Adam. Los vimos un par de años después en Misterio a bordo, que a pesar de que no fue un clásico instantáneo como “Una esposa de mentira”, sí fue de lo más divertida. 

Muchos se preguntan cómo lo hace Adam para mantener una producción de películas tan constante, sí como una cuota de éxito tan controlada. Quienes han trabajado con él señalan a que no hay tanto un ingrediente secreto, como algo muy simple: es un gusto trabajar con Adam Sandler.