Por Lucas Rodríguez
10 mayo, 2019

La actriz ganadora del Oscar por Los Miserables y de nuestros corazones por El Diablo Viste a la Moda consiguió uno de los mayores honores de Hollywood.

En el paseo de la fama de Hollywood, uno puede encontrar los nombres de verdaderas leyendas de la actuación inscritos junto con las estrellas doradas. Desde actrices icónicas como Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor a poderosos actores que dieron vida a personajes inolvidables como Paul Newman o Humphrey Bogart.

Es un honor que aunque tiene que ver más con la fama del actor en cuestión que con sus capacidades (nadie mejor para representar esto que Robert Redford), siempre crea una distinción entre quienes son leyendas y quienes no. Hoy se añadió un nuevo nombre a esa lista, el de Anne Hathaway. 

Rodin Eckenroth / Getty Images

La actriz cuenta con un Oscar a la mejor actuación por su rol en el musical Los Miserables, estatuilla que ganó el 2012 en una carrera por el premio que todos sabían tendría ganada desde mucho antes que comenzara la ceremonia. Su personaje fue tan poderoso, que nadie tuvo la más mínima duda que ella triunfaría.

Rodin Eckenroth / Getty Images

A pesar de ese papel para el que incluso cantó una icónica canción, quizás la película a la que más se la asocia es al clásico de la moda, “El Diablo Viste A La Moda”. Aunque se puede discutir que la actriz a la que más se asocia con esta película es a Emily Blunt (después de todo, es el rol que la lanzó a la fama), Anne Hathaway la sigue muy de cerca. 

RODIN ECKENROTH/GETTY

Ahora que cuenta con dos de los honores más altos que puede ganar una actriz de cine, Hathaway ya ha quedado inscrita como una de las actrices más destacadas de su generación. Ahora se encuentra promocionando la película “The Hustler”, co-protagonizada por Rebel Wilson. 

Un gran triunfo para Anne. Su sonrisa lo dice todo de lo que debió haber estado sintiendo en ese momento.