Por Ignacia Godoy
10 noviembre, 2017

Iba llena de expectativas y terminaron por el suelo…o mejor dicho subterráneo.

Es la historia más conocida por todos. 13 pasajeros abordan el tren Expreso Oriente rumbo a Londres pero en el camino se quedan atascados. Entre ellos, está el detective más célebre del mundo, que esa misma tarde, descubre el cadáver de uno de los huéspedes de su vagón. Hercule Poirot, entonces, se involucra en el crimen e intenta resolverlo.

20th Century Fox

La adaptación del libro a una película hace más de 40 años podría haber sido justa y necesaria, pero la verdad es que muchos jóvenes no han leído la historia de Agatha Christie “Asesinato en el Expreso de Oriente” y quizás volverla a llevar a la pantalla no era una idea tan descabellada.

Sin embargo, la dirección de Kenneth Branagh (“Dunkerque”) no fue suficiente para llevar a esta película al salón de los clásicos, porque simplemente se estrelló en el camino.

20th Century Fox

Porque al tomar este riesgo, hay que tener en cuenta que esta trama está más que conocida por gran parte de los espectadores. Muchos ya nos sabemos la historia, el asesinato y hasta el final, por lo que la forma de revivirla TENÍA que ser completamente innovadora. Pero “Asesinato en el Expreso de Oriente” no fue más que lo mismo de siempre.

20th Century Fox

Partamos con que no sentí en ninguna parte de la película que hubiese un clímax. Porque no podemos decir que encontrar al muerto en el tren lo es, eso ya lo teníamos claro desde que vimos el trailer. Así que nos sentamos toda la cinta, esas casi dos horas eternas, esperando que alguien se dispare, que se tire por un precipicio, que haya una explosión, ¡ALGO!

Más no, solo está el detective Hercule Poirot (Kenneth Branagh) por los pasillos del tren intentando descubrir qué es verdad y qué es mentira de lo que los pasajeros le dicen.

20th Century Fox

Entonces, uno diría: está bien, involucrémonos en el misterio que es lo interesante que tiene esta historia, más allá del asesinato. Pero esto solo la hace más tediosa. Poirot comienza a interrogar a los pasajeros y deja miles de preguntas sin responder, permite que se vayan cuando se ven terriblemente sospechosos y adivina cosas que de seguro cualquier espectador podría haberse imaginado.

Tampoco destaca su elenco, que prometía ser grandioso de la mano de Michelle Pfeiffer, Judi Dench, Johnny Depp, Daisy Ridley, Penélope Cruz y Leslie Odom Jr. y que solo ponen su rostro conocido. Sabemos de sobra que las actuaciones de todos ellos nunca serán malas y por eso mismo en cada uno de sus filmes esperamos un poco más. Sin embargo no se nos entrega nada, son interpretaciones idénticas a miles que hemos visto antes.

20th Century Fox

El único que se salva de esta atrocidad es Kenneth Branagh, quien nos da a un Poirot carismático, inteligente, audaz y que al final puede que nos haya sorprendido un poco…solo un poco.

20th Century Fox

También hay que destacar la fotografía y no sería justo si no lo hiciera porque es impresionante. Cada toma de la nieve, de los vagones, de los perfectos postres del comedor, de los personajes, son impecables. La fotografía fue llevada a cabo a la perfección y lo agradecemos.

20th Century Fox

Pero finalmente la cinta sufre del mal que miles de sus antecesoras han padecido antes: el trailer es muchísimo mejor que la película misma. La recomendaría para ver en tu casa, con algo caliente y buena compañía. Nada más.