Por Camila Londoño
8 julio, 2016

De mago a infiltrado en un grupo de extrema derecha.

Desde que la saga de Harry Potter concluyó, Daniel Radcliffe ha intentado liberarse de su papel que lo encasilló en el mundo de la magia y la fantasía. Esta vez intentará hacerlo convirtiéndose en neonazi en una nueva producción dirigida por Daniel Ragussis llamada Imperium. En la película, que se estrenará el 19 de agosto (Estados Unidos), el actor tendrá un trabajo muy complejo: se cortará el pelo, se transformará en alguien más y se infiltrará en una organización neonazi.

Imperium está basado en hechos reales.

httpv://youtu.be/8z_SxJ_VT0o

Narra la historia de un joven del FBI llamado Nate Foster quien tendrás que buscar información dentro de un grupo de extremistas que planea construir una «bomba sucia».

Para hacerlo tendrá que transformarse e ir en contra de sus ideales.

Tendrá que pensar como el enemigo.

Tal como lo hizo Michael Germann, un agente que después de haber participado en un movimiento neonazi como infiltrado, decidió colaborar en la producción de la película.

«He aprendido de Michael que los agentes encubiertos reales son, sobre todo, unos maestros de la manipulación: capaces de ganar confianza en las situaciones de control y pensar como el enemigo, incluso cuando el peligro mortal está de frente».

-Ragussis- Director de «Imperium». 

¿Cómo le irá a Radcliffe de infiltrado?