Por Pamela Silva
26 junio, 2018

No sé cómo, pero Gamora parece una villana.

A estas alturas, me niego rotundamente a creer que cualquier cosa que diga en este post puede ser considerado como un spoiler porque si ustedes aún no han visto la película, claramente no les importa mucho la película. Y es que si están leyendo esto es porque ya vieron la película, saben lo que pasa y podemos comentarla abiertamente sin problemas.

La relación de Thanos con Gamora es mi parte favorita de Infinity War, porque muestra una de las cosas que pocas veces se aprecia en una película de superhéroes: no todo es blanco o negro, no porque alguien es malo significa que debes odiarlo.

Gamora sabe que Thanos es malo, que hay que destruirlo y evitar que mate a la mitad de la población del universo, pero no por eso le duele menos cuando cree que lo asesinó. Porque le guste o no, es su hija y una parte de ella lo quiere.

Así que me gustan todas las cosas relacionados a ambos. Y también me gustan muchísimo Los Increíbles -porque vamos, me gustan los superhéroes en general-, así que cuando una artista decide mezclarlos, no me voy a quejar.

Samuel Chevé es un diseñador gráfico francés que decidió imaginar cómo se verían Thanos y Gamora si fueran personajes de Los Increíbles y el resultado es, por decir lo menos, interesante:

Esta es Gamora, mezclada con Violeta

Y pues, Thanos…

Personalmente, creo que ambas caracterizaciones están muy bien logradas. Lo que sí me sucede -no sé si a ustedes les pasó- es que Thanos luce mucho menos intimidante en su versión increíble, mientras que Gamora parece la hija del villano de la película.

No sé si esa fue la intención del diseñador, pero me parece un universo alterno donde Gamora nunca rechaza a su padre y sigue su camino de maldad, ¿no les parece?

Y, obvio, no podía faltar Nick Fury.

¿Tendrá a quién preguntarle dónde está su Súper Traje?