Por Lucas Rodríguez
5 agosto, 2019

Dos de los actores más populares de Gran Bretaña son parte de la nueva película de Sam Mendes, director de las mejores películas de James Bond. El trailer promete una gran experiencia.

Uno de los efectos más inesperados que tuvo la 2da Guerra Mundial, fue lograr que el conflicto más grande y horrendo que la humanidad había visto hasta ese momento, pareciera un conflicto civilizado y austero. En su momento, la 1era Guerra Mundial horrorizó al planeta. Nunca antes se había visto un conflicto de esas dimensiones. La tecnología era la suficiente para causar daños enormes a las ciudades, para qué decir la cantidad de personas que cayeron víctima de las balas, los morteros y los bombardeos.

Si no fuera porque la secuela fue más terrible en una dirección distinta (el nivel en que se violaron los derechos humanos en ese conflicto sigue sin ser superado), la 1era Guerra Mundial sería recordada como el momento más oscuro de nuestra especie.

Youtube: ONE Media

La representación de las dos guerras en el cine está muchísimo más balanceada hacia el segundo conflicto. Dicho eso, algunos escenarios del conflicto, como por ejemplo la guerra de trincheras en Francia (considerada por los expertos como el momento más desgastador y terrible de esa guerra), han sido representadas en una que otra ocasión. Sigue siendo uno de los momentos más impresionantes y brutales, por lo que al igual que el desembarco de Normandía, seguirá siendo representado de acá a que se acabe el mundo. 

Youtube: ONE Media

La más reciente representación de este tremenda tragedia de la guerra es la que pronto lanzará a los cines Sam Mendes, director de famosas películas como «Belleza Americana» y «Skyfall».

Youtube: ONE Media

Lo que más llama la atención de su nueva adaptación, es el reparto de estrellas que reunió. Los protagonistas son dos de los actores más famosos, reconocidos y envidiados de la isla británica. Se trata de Benedict Cumberbatch (Sherlock Holmes y el Dr. Strange) y Richard Madden (Robb Stark y el Sargento Budd en Guardaespaldas), quienes interpretaran a soldados británicos, cuya misión es llevar un importantísimo mensaje detrás de las líneas enemigas. 

Pero esto es más difícil de lo que parece, Para llegar al otro lado, deben atravesar la temida «tierra de nadie», el territorio que separar las posiciones fijas de los dos ejércitos. Hay que tener en cuenta que en el conflicto real, pasaron años sin que ninguno de los dos bandos avanzara un metro en la guerra de trincheras. La tierra de nadie comenzó a llenarse de cuerpos, volviéndose sinónimo de la brutalidad sin rostro de la guerra. 

Teniendo en cuenta el talento que «1917» tiene frente y detrás de las cámaras, no hay manera de que no vaya a ser un gran evento cinematográfico.