Por Luis Aranguren
4 enero, 2021

Esta particular serie de la corona y señoritas en Inglaterra ha cautivado al público de Netflix.

Hay series que al entrar a Netflix se hacen un éxito inmediato, la última del año fue Bridgerton, un drama inspirado en el pasado con la corona Inglaterra. Por supuesto lleno de bastante particularidades, como por ejemplo personas de color en la realeza de aquel tiempo.

No solo una muestra de inclusión, que nos enseña que sin importar la situación siempre pueden participar actores de color sino que también un contenido increíble.

Netflix

La cuestión es que parece ser algo que deben ver las personas solas o tal vez en compañía de sus parejas nada más. El por qué son las escenas de pasión, en las cuales parecen no importarles mostrar sus cuerpos en su máxima muestra de amor.

Y es que muchos espectadores han tenido la mortificación de verla en frente de sus padres, una situación algo embarazosa.

Netflix

Cabe resaltar que esta serie está inspirada en las novelas de Julia Quinn y sigue la vida de 8 hermanos de la familia Bridgerton que intentan ser felices y cumplir su papel en la sociedad. Claramente no dejan la lujuria de lado y es que según las describió su escritora estas novelas son: “Diversión maravillosa para aquellos que aman Orgullo y prejuicio pero desearían tener más sexo en las escaleras”.

“Ya sea en el interior o al aire libre, el dormitorio, la biblioteca o la gran escalera, entre bastidores en el teatro de la ópera o debajo de las gradas cubiertas de lona en un combate de boxeo, ningún lugar está a salvo de las bulliciosas relaciones sexuales del elenco de personajes de Bridgerton“.

–Julia Quinn dijo a Entertainment Weekly

La cuestión es que no hay un aviso de esto al inicio y muchos han tenido que explicarle a sus padres que es un poco explícita. Esta serie que fue estrenada el 25 de diciembre, ha debido ser difícil de ver pues en familia muchos celebraban la Navidad.

Al parecer nunca será un buen momento para ver escenas de sexo con tus padres, siempre nos fijamos en sus reacciones y sabemos que ellos observan las nuestras. Si bien no muestran nada tan atrevido, son muy gestuales y eso basta para que sea algo incómodo de compartir.

Netflix

Por ahora muchos esperamos una segunda temporada, espero que no haya nadie cerca de mí cuando la vea pues no imagino la vergüenza que sentiría.