Por Lucas Rodríguez
18 marzo, 2020

Los atletas están en cuarentena, el mundo en pánico. Necesitamos más que nunca a Hanamichi Sakuragi.

Junto con las obvias tragedias y catástrofes de salud que el mundo está experimentando en este momento, hay muchas industrias que basaban todo su mercado (y con ello, la supervivencia de todas las personas cuyos empleos dependían de ese mundo) en eventos en vivo, muchas veces con un enorme público. La industria del cine y la televisión está consiguiendo sobrevivir a la falta de eventos lanzando todo el contenido que puede por medio de plataformas de streaming online, como Netflix, Amazon Prime o Disney+. La de la música se está preparando para mostrar conciertos íntimos por videoconferencia, con el añadido de que los músicos que siempre vimos como estrellas lejanas e inaccesibles, estarán en sus casas, frente a sus computadores, tocando como si nosotros fuéramos su único público. 

Toei Animation

Pero la del deporte tiene un verdadero problema. Debido a que funciona casi en su totalidad en torno a los eventos actuales, así como los campeonatos y la competencia porque un equipo quede de primero en la tabla de posiciones. Siempre se pueden programar repeticiones de los partidos antiguos, matchs clásicos, llenos de momentos que justifiquen su paso a la historia. Pero esto tiene el costo de perder la emoción de la novedad: muchos de ellos ya sabremos cómo terminaron.

Toei Animation

Por eso es que un canal de deportes taiwanés decidió que probaría con una estrategia muy distinta. No recurrirá a partidos antiguos ni a extender hasta el cansancio los programas de análisis (aparte que parece bastante menos atractivo cuando los expertos hablan desde una videoconferencia en sus hogares), sino que ELTA TV Sports HD recurrirá a uno de los programas de deportes más queridos y populares de todos los tiempos, sin importar que esto no implique a un solo atleta de carne y hueso. 

Toei Animation

Su respuesta fue programar tandas enteras de Slam Dunk, el popular y clásico animé de baloncesto protagonizado por los rivales Hanamichi Sakuragi y Rukagua (además del famoso grito del público con las botellas en sus manos ¡Defensa! ¡Defensa!). Esta entrará a reemplazar la programación de baloncesto regular. Claramente no es lo mismo, pero no podemos negar que es una solución que nos parece tan ingeniosa como encantadora.

Toei Animation

No podemos negar que revivir un poco de nuestra infancia es algo que no viene nada de mal con la situación que hemos estado viviendo a manos del coronavirus.