Por Camilo Morales
7 enero, 2021

Los usuarios sentían que el personaje de Caillou era un “mal niño”, “desobediente” o incluso “muy duro con su madre”. Algunos aseguraron que era una “entidad malévola”.

Esta semana se dio a conocer la noticia de que la cadena estadounidense PBS Kids dejará de transmitir la serie infantil canadiense Caillou, que trata sobre un niño de siete años sin cabello, que muestra su perspectiva en medio de un mundo de adultos.

Esta serie, que se estrenó en 1997 y terminó en 2010, se siguió transmitiendo a través de las cadenas televisivas. Pero ahora, según la información de la cuenta de PBS en Twitter, se cancelará para dar paso a otras series nuevas. Además, seguirá disponible en plataformas como Netflix o Amazon. “¡Solo significa que podemos saludar a algo nuevo! Estos son algunos consejos sobre qué hacer cuando los medios favoritos de su hijo desaparezcan“, escribieron desde la compañía, seguido de imágenes de otras series del mismo canal.

Cookie Jar Entertainment

Pero distinto a lo que podría ocurrir con otras series, la noticia fue recibida con alegría por los padres en las redes sociales, esto porque según la perspectiva de algunos usuarios la serie podía ser “negativa” y de “mala influencia” para los niños.

Algunos usuarios, según 20 Minutos, sentían que el personaje de Caillou era un “mal niño“. Por ejemplo, un usuario escribió en su cuenta que “como padre siempre odié ese programa. Malos padres. Mal hijo. Malo todo. Buen viaje“.

Cookie Jar Entertainment

Otras personas opinaban que el personaje era “desobediente” y que era “muy duro con su madre“, además de agregar que muchos no dejaban ver a sus hijos esa serie, debido al comportamiento del niño principal.

Además, agregaban que era una “entidad malévola“, que generaba una “mala crianza en los niños” e incluso, una persona escribió: “Caillou me dio una de las peores experiencias de mi vida“.

Cookie Jar Entertainment

Caillou es obra de la escritora Christine L’Heureux y la ilustradora Hélène Desputeaux, desde donde se basó la serie de televisión que se canceló para siempre, y que ahora, de seguro no será tan extrañada por los padres del mundo.