Por Antonio Rosselot
14 mayo, 2020

Aunque no le fue muy bien en su versión original, la productora tiene un cariño muy particular por esta cinta, así que la traerá de nuevo a las pantallas con personajes de carne y hueso. Además, se comenta que Tom Holland asumiría el papel de Milo Thatch, el protagonista.

Después de una década de los 90 dorada para Disney —en la cual lanzó clásicos animados como «La Bella y la Bestia», «Aladdin», «Pocahontas» y «El Rey León», entre otras—, el cambio de milenio les significó un problema no menor ya que la gente comenzó a preferir las animaciones computarizadas de Pixar por sobre la clásica técnica a mano.

De todas maneras siguieron incursionando en el género, con películas de éxito relativo como «Las Locuras del Emperador», «Lilo y Stitch» y «El Planeta del Tesoro», las que tuvieron una recepción bastante limitada en taquillas, pero que hoy se recuerdan con mucha añoranza.

Y otra de esas películas fue «Atlantis: El imperio perdido» (2001), que si bien recibió críticas mixtas y no trascendió mucho, hoy se considera como una cinta animada de culto y es muy querida por la audiencia.

Por lo mismo, queremos contarles que Disney ya estaría trabajando en una versión live action de la cinta, según lo reportado por The Illuminerdi.

Disney

Esta película es particularmente especial para Disney, ya que fue la primera en la que usaron herramientas de animación digital (CGI), además de inventar una lengua especial para los habitantes de Atlantis en la cinta. Quizá por eso quieren traerla de vuelta a la vida, aunque no haya tenido tanto éxito en su versión original.

Según We Got This Covered, que cubrió esta noticia el año pasado —cuando todavía era rumor—, también señaló que Tom Holland era el candidato principal para representar al explorador y protagonista Milo Thatch. El actor, de hecho, también habría manifestado su interés en participar.

Disney

Hasta ahora no tenemos más información al respecto de esta nueva cinta, pero esta nueva ola de reediciones live action de Disney promete llevarnos a nuestra más profunda infancia y adolescencia, ¡sólo que con un toque moderno y real!