Por Ignacia Godoy
24 noviembre, 2017

Me la repetiría mil veces más.

Son las películas de Disney y Pixar que son capaces de encantar a cualquier persona. Desde adultos hasta niños, todos se dirigen a las salas de cine para ver el estreno más nuevo de las productoras sin culpa alguna porque sus historias siempre son perfectas. Por eso cuando se estrenó “Coco” no dudé en ir a comprarme la entrada, porque ya el trailer se veía bastante genial y porque era Pixar el que estaba detrás de la creación (amé “Up” y desde entonces amo Pixar).

Y cuando entré y vi los primeros minutos de la cinta, sabía que la recordaría por mucho tiempo más.

Pixar

Miguel es un niño de 12 años que lo único que quiere es ser músico pero su familia no se lo permite. Es el único clan de Santa Cecilia que odia todo lo que tiene que ver con ese mundo debido a una pérdida familiar. En el Día de los Muertos, Miguel logra pasar de su mundo al de los esqueletos y tendrá una aventura que lo ayudará a entender quién es y la importancia de su familia.

Pixar

Antes que cualquier cosa, tengo que destacar la historia. Es completamente novedosa y es ese el sello de la productora aliada con Disney. Sus tramas no tiene nada que ver con lo que hayamos visto antes y por eso nos llaman tanto la atención. Sin embargo, esta vez es aún más especial porque se enmarca en México y los personajes no tienen nada que ver con Estados Unidos (AL FIN), sino que son réplicas de la cultura latinoamericana.

Pixar

Los nombres, vestimenta, colores de piel y pelo, y las palabras que usan, bien reflejaron una cultura que nunca antes de había mostrado por Pixar y de eso tenemos que estar orgullosos. Pero más aún porque está logrado a la perfección y porque realmente te trae un sentimiento de pertenencia importante con tu país.

Además de esto, los personajes de la cinta está muy bien desarrollados. Conocemos lo importante de cada uno de ellos (de los principales al menos) y aprendemos a tomarle cariño hasta al más odioso. Desde el esqueleto que desaparece porque nadie lo recuerda en la Ciudad de los Muertos (muero de pena), hasta Mamá Imelda con un carácter más difícil que cualquiera.

Pixar

Pero lo más destacable, sin ganas de revelar nada para no ser spoiler, es la forma en la que tocan una trama como esta. De manera completamente pura y honesta, nos muestran temas tan importantes como la pérdida de un familiar, el intento de un niño de encontrar su lugar en el mundo y de no decepcionar a tu familia mientras lo haces.

Pixar

Son el perdón, la pena, la rabia y la alegría los sentimientos que se ven constantemente en este filme, de la mano de momentos realmente graciosos y genuinos. La historia de Miguel podría identificar a cualquiera que viera la película  y quedaría enamorado de esta maravilla.

Pixar

Como siempre, eso sí, el final de la cinta es muy predecible porque sabemos que todos terminarán felices y amándose unos a los otros, pero es el precio que hay que aceptar cuando vas a ver una película de caricaturas.

Pixar

Dejando eso de lado, podría decir con toda seguridad que esta es una de las mejores cintas que Pixar haya hecho. Si no la has visto aún, no esperes a tener compañía para ir al cine y hazlo. Será la mejor inversión que hayas hecho este fin de semana.