Por Vicente Quijada
30 agosto, 2018

La actriz, además, aprovechó de abrirse sobre su sexualidad y experiencias en el pasado.

¿Te imaginas poder besar a Blake Lively, aquella dama que se robó nuestros corazones en “Gossip Girl”? Por el momento, sólo Ryan Reynolds tenía esa suerte, y ahora Anna Kendrick, la hilarante actriz que saltó a la fama con “Amor sin escalas”, se suma a esa acotada lista.

¿Por qué? Ambas serán protagonistas de “A simple favor”, un filme que cuenta la historia de 2 madres que se conocen debido a que sus hijos van a la misma escuela -qué tierno, ¿no?-, y Stephanie -el personaje de Kendrick- empieza a sentir atracción por su nueva amiga. Todo cambia de repente cuando Emily -Lively-, quien es supuestamente una espía, desaparece extrañamente. No les cuento más y volvemos al beso.

En una entrevista de promoción de su nueva película, Anna detalló qué pensó cuando debió realizar esta escena con su compañera en el set. “Todo lo que siempre pienso en este tipo de escenas es ¿quién tiene un chicle? ¿Quién tiene una menta? Y creo que Blake pensó lo mismo, porque nunca he visto a un hombre buscando un chicle o una menta”, relató, añadiendo que ambas trabajaron para que dicho momento fuera lo más natural posible.

“Así que fuimos las más mentadas y más refrescantes personas en darse un beso en la historia de América”, sostuvo entre risas la actriz, quien ya había “coqueteado” con su par en redes sociales.

Seems fair, @annakendrick47. #CommentsByCelebs

A post shared by @ commentsbycelebs on

En un hilarante intercambio de mensajes, Lively apuntó a Kendrick como “la versión femenina más sensual de su esposo”, razón por la cual “no contaría como engañar”. La actriz se sumó al juego y afirmó estar “feliz de que al fin hagamos esto público”. “Deje que Ryan tuviera Deadpool, él puede darme esto”, remató. Reynolds también quiso ser parte y aprobó “la relación”, calificándola como “el crossover más ambicioso de la historia”. “Las extrañaré a ambas, cuenten mi historia”, cerró el actor.

Siguiendo con Kendrick, la actriz afirmó que este beso con Lively no era el primero que le daba a una mujer. “Definitivamente, hay alguien con quien aún soy amiga, que cuando nos conocimos, nos besamos”, lanzó, para luego explicar que fue después de la preparatoria. “Fue la primera vez que besé a una chica sin que fuera tipo ‘estamos en una fiesta y los hombres nos están mirando'”, manifestó.

Lionsgate

Aún así, por ahora, no podría estar con una mujer. “Pienso que nunca he tenido el amor emocional por una dama, lo que no quiere decir que nunca me vaya a pasar. Pero creo que soy más una Emily que una Stephanie”, lanzó, haciéndole un guiño a su próximo película, a estrenarse el 14 de septiembre de este año.