Por Camilo Fernández
27 diciembre, 2017

Orcos, elfos, policías, varitas mágica. Toda una mezcla cuyo resultado no tuvo buen sabor.

Netflix suele llevarse buenas críticas por sus series y producciones. No están acostumbrados a recibir la espalda de los críticos de tal forma como lo están viviendo con su nueva película original, “Bright”. Está dirigida por David Ayer (“El escuadrón suicida”) y protagonizada por Will Smith, pero eso no es suficiente.

La película se estrenó el 22 de diciembre por la plataforma y lo más evidente desde entonces es que los sitios especializados de cine la han odiado y al público le ha gustado. Así lo demuestra Rotten Tomatoes, con un dispar 30% por parte de la críticas, versus un 89% de la audiencia.

Netflix

Indiewire, a través del crítico David Ehrlich, calificó a la historia como la peor película del año y el director se sintió tan aludido, que hasta respondió por Twitter.

“BRIGHT, La primera mega-producción de Netflix, es la peor película del 2017”

“Esto va a mi refrigerador. El mejor cumplido es una reacción fuerte en cualquier sentido. Esta es una crítica épica. Es una gran y divertida película. De seguro que puede atar palabra, Mr. Erlich. Me encantaría leer cualquier guión que haya escrito” 

Netflix

Toda esta introducción es para demostrar las pasiones que ha desatado la película y lo difícil que es aislarse totalmente de las reacciones. Pero cuando la vi, fue antes de saber todo eso. Lo único que realmente conocía es que actuaba Will Smith y tenía una trama con orcos.

Un veredicto rápido: ¿Quién tiene la razón, las críticas o el público? Sin dudar, la crítica. No es la peor película del año, pero para lo que pretende ser, no lo logra ni por cinco minutos.

Netflix

“Bright” se sitúa en un mundo en que los humanos conviven con criaturas como orcos, hadas y elfos, todo esto tras una gran guerra que ocurrió hace miles de años atrás con un “señor Oscuro”. Pero la verdad, es que nada de esta épica es importante y poco se entiende en la película, lo cierto es que todos conviven en una ciudad moderna donde los orcos son discriminados y marginados, los elfos son una raza con mucho dinero y los humanos son humanos. 

Olvídense de cualquier característica hermosa que nos dejó “El señor de los Anillos” sobre esas criaturas. Esto es algo más como la cinta de aliens “Distrito 9”, enfocada en las diferencias interraciales y en las bandas de barrios. 

Netflix

En este contexto, el policía Daryl Ward (Will Smith) tiene que convivir con su compañero orco Nick Jakoby (Joel Edgerton), quien es acusado por sus pares de no proteger a su colega y dejar libre a un orco delincuente que baleó a Ward.

Hasta ahí todo bien. Los primeros 20 minutos de la película funcionan bien. Cuando entra el trasfondo, nada tiene mucho sentido ni se sostiene. En el patrullaje que realizan estos policías se encuentran con una “varita mágica”. Estas pueden ser controladas solamente por los “Bright” y pueden pedir deseos. Los elfos villanos quieren apoderarse de esta varita que les fue robada y controlarlo todo. 

Netflix

Nada de esta historia mitológica está bien desarrollada y se torna confusa. Tiene una premisa tan ambiciosa como “Juego de Tronos” pero que simplemente no llega jamás a ese tono, ni siquiera por la dirección de David Ayer. Las escenas de acción no son nada del otro mundo y ni se comparan a las producciones actuales. Los elfos malos son una especie de agentes Matrix de cuarta categoría y así, con toda la cinta.

Netflix

“Bright” quiso ser una super producción pero que solo tuvo las intenciones. Y da lástima, porque no era mala la idea, pero el guión sí. Sin Will Smith, esta película simplemente no da. Es cosa de hacer el ejercicio de sacar su carisma de la producción. Y el final vergonzoso simplemente llega a confirmar todo lo dicho. 

Es una cinta muy superficial para el confuso mundo interno que quiso vender. Pudo haber sido una buena serie o simplemente es un producto para entretener a niños, porque no es que sea aburrida. Tal vez el público se ha conformado con eso. Pero claramente eso no es suficiente. Uno esperaría mucho más de Netflix, David Ayer y Will Smith.

¿Te pareció buena o mala “Bright”?