Por Ignacia Godoy
23 enero, 2018

Esperé mucho más y salí decepcionada.

«Maze Runner» es uno de esos títulos que tiene a miles de adolescentes y adultos leyendo novelas alrededor del mundo. Y por el éxito que provocó, por supuesto que se hicieron películas de la historia. El director a cargo fue Wes Ball, un cineasta que hizo un corto sobre la trama y que generó tanto revuelo que se ganó el puesto.

Como las primeras dos entregas fueron éxitos de taquilla, de la tercera no podríamos esperar nada menos teniendo en cuenta que fue Ball mismo el que se encargó de cerrar el ciclo. Sin embargo, el cierre que le dio no fue del todo genial. De hecho no fue nada genial.

20th Century Fox

Partamos con el hecho de que las primeras partes siempre, pero SIEMPRE son mejores que las siguientes. Es una ley del universo que no se ha podido romper y que lamentablemente hay que aceptar cuando se va a la sala de cine a ver una continuación.

La historia de Thomas, Newt, Minho y Teresa se retoma varios meses después de la segunda entrega. Thomas y Newt están intentando recuperar a su amigo que fue capturado por CRUEL. Mientras que Teresa se encuentra en los laboratorios de la agencia para descubrir una cura al virus. 

20th Century Fox

El desarrollo de la historia está bien contado y tiene todos los elementos que podríamos esperar en una franquicia como esta: acción, actuaciones creíbles y un poco de romance. Sin embargo, no es nada fuera de lo normal y ese es el problema. 

20th Century Fox

Con una saga como esta, con millones de fanáticos en todo el mundo, el cierre tendría que ser realmente impresionante. Algo que todos recordemos, que nos haga llorar y que nos mantenga traumados por el resto de nuestras vidas. Y esto definitivamente no lo fue.

Los momentos que te dan pena no están bien desarrollados, las despedidas de los personajes más importantes son cortísimas y la acción no para. Entiendo que es una película de ese género, pero hay que darle un respiro a la gente ¿no?

20th Century Fox

De seguro que a los fanáticos les gustará de todas formas esta cinta, de eso no hay duda. Pero la verdad es que la uno le da mil patadas y no se puede discutir.