Por Luis Aranguren
4 junio, 2019

Craig Mazin dio un giro de 180 grados que todos los televidentes agradecemos.

Es redundante decir que Chernobyl se ha convertido en el favorito de la televisión actualmente, y que ha recibido el elogio de grandes críticos  quienes no han tenido más opción que rendirse a los pies. Cuando terminó GOT, pensamos que todo había acabado y que HBO no tendría nada bueno y eso fue lo grandioso, que cuando menos lo esperábamos esta miniserie llegó.

Hasta los seres más fríos han aprendido lo que es la empatía, al conocer el terror y el dolor que sufrieron estas personas en aquella ocasión, pero esto no llegó de la nada y alguien lo organizó. Craig Mazin, el guionista y artista que dio vida a esta serie lleva años en este negocio, pero nunca había hecho tan dramático y real hasta ahora.

HBO

Su pasado tiene películas que van desde «¿Qué pasó ayer? Las Vegas»  hasta la tercera entrega de Scary Movie. Un pasado que va enteramente dedicado a la comedia y que tan solo se desvió para el Live Action de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo.

Pero después de esto Mazin decidió que era momento de hacer algo distinto, y una vez que redactó  hizo un único pitch de «Chernobyl» en HBO con el que no fue necesario pensar para decir «sí» a esta maravillosa serie. Fue la pasión desenfrenada del guionista Mazin el que lo impulsó a crear algo maravilloso.

«En mi caso, he estado haciendo comedia durante un largo tiempo, lo adoro y no me arrepiento, pero ‘Chernobyl’ refleja una parte de mi más fiel con quién soy a día de hoy. Refleja mi sentido de la curiosidad e interés en el mundo, en la ciencia y en la naturaleza humana.»

-Craig Mazin

HBO

Algo que empezó como una curiosidad, se transformó en una obra de arte que trasciende en el tiempo pues nos permitió observar lo que realmente pasó esa madrugada y todo lo que ocurrió posterior al desastre.

«Tan sólo estaba leyendo casualmente sobre ello, hacer unos cinco años, y se me pasó por la cabeza que, cuando supe que Chernobyl había explotado, no sabía por qué, y pensé que había un vacío inexplicable en mi conocimiento.»

-Craig Mazin

HBO

Este director y guionista hizo de la obsesión un arma para aprovechar un evento de esta magnitud y convertirlo en una filmografía inolvidable. Pudo salir de su zona de confort sin ningún problema e hizo un material realmente bueno y de calidad, un claro ejemplo de que podemos ser los mejores en lo que queramos tan solo debemos intentarlo.