Por Camilo Morales
22 febrero, 2021

El reciente documental de Netflix, “Escena del Crimen: Desaparición en el Hotel Cecil”, muestra la historia de la muerte de la joven Elisa Lam y cómo el recinto ha estado cargado por una historia de crímenes, suicidios y hechos desafortunados.

Hace poco se estrenó una nueva serie en Netflix perfecta para aquellos que les gusten las historias sobre misterios, hechos inexplicables y crímenes. Se trata de “Escena del Crimen: Desaparición en el Hotel Cecil“, que cuenta la historia de una estudiante canadiense de 21 años, llamada Elisa Lam, quien desapareció durante más de 20 días y apareció sin vida dentro de los tanques de agua, en la azotea del edificio.

En el documental se expone este caso policial, en donde las autoridades determinaron que la causa de muerte fueron una serie de causalidades provocadas porque la joven padecía un trastorno bipolar y había estado días sin pastillas, lo que le provocó sufrir de alucinaciones.

Pero más allá de ese caso, también se muestra la realidad del Hotel Cecil y su fatídica historia. En ella se encuentran asesinos en serie que se hospedaron en el lugar, muertes extrañas, tráfico de drogas y suicidios. Aquí revisaremos 15 datos impactantes sobre el Hotel Cecil.

1. El Hotel Cecil fue construido en 1924, como lugar de paso para los viajeros. Su inversión suponía un gran éxito al corto plazo, pero tuvo la mala suerte de toparse con la Gran Depresión, que hundió económicamente la zona y acabó con la imagen de “lujo” que quería proyectar.

Getty Images

2. Con la crisis económica el entorno del Cecil se llenó de personas sin hogar. Tras eso comenzó a aflorar el mundo bohemio, el alcohol y las drogas, generando así que el recinto se convirtiera en un lugar peligroso.

Netflix

3. En 1950 se le consideró una residencia para transeúntes. En el documental de Netflix entrevistan a un exresidente del Hotel Cecil, Kenneth Givens, quien contó que existía prostitución y drogas en el lugar. 

Netflix

4. Givens comentó que subir hasta más allá del piso 6 era demasiado peligroso. De hecho, contó que varias veces vio asaltos, asesinatos y personas que fueron arrojadas desde lo más alto del edificio.

Reuters

5. El hotel fue testigo de perturbadores hechos. En 1931 el lugar ya era considerado en estado de decadencia y se registró uno de los primeros suicidios. Un hombre, llamado W.K. Norton, se quitó la vida en su habitación tras una sobredosis de pastillas.

Netflix

6. En 1932, se supo del suicidio de Benjamín Dodich, un huésped de 25 años que se disparó en la cabeza. Durante esa década hubo otros cuatro suicidios. En el lugar se quitaron la vida Louis Borden, Roy Thompson, Erwin Nablett y Grace Magro, quien tuvo una horrible caída que la dejó enredada en los cables de electricidad de la calle.

Netflix

7. Otro hecho recordado es que este lugar fue el último lugar en donde se vio a Elizabeth Short, conocida como la “Dalia Negra”, quien fue brutalmente asesinada en un terreno baldío. Su caso y quienes fueron los responsables todavía son un misterio.

Infobae

8. Fue tal el nivel de suicidios en las décadas posteriores que las personas conocían al Cecil como “el hotel suicida”. En 1962 ocurrió un suicidio que fue muy cubierto por la prensa de la época. Pauline Otten discutió con su marido y decidió lanzarse del noveno piso del Hotel Cecil. Al caer golpeó a un peatón que murió instantáneamente.

Reuters

9. En 1964 fue asesinada una vecina muy conocida por las personas de ese sector. Se trataba de Goldie Osgood, quien era apodada “Pigeon Goldie”, porque acostumbraba a alimentar a las palomas del lugar. Fue encontrada muerta en una de las habitaciones del hotel, la cual fue saqueada.

L.A. Meekly

10. Entre 1984 y 1985 el Hotel Cecil fue el hogar de uno de los asesinos en serie más famosos de la historia: Richard Ramírez, mejor conocido como el “merodeador nocturno”. Se dice que hubo un día que Ramírez llegó cubierto de sangre al edificio, pero que nadie advirtió nada. Ramírez se hospedó en el piso 14 y asesinó a 14 personas.

AP

11. A comienzos de la década de 1990 el hotel fue hospedaje de Jack Unterweger, un periodista austríaco que fue acusado de un asesinato de una prostituta algunos años antes en su país. Mientras estuvo alojado ahí, cometió 12 asesinatos. Fue detenido en 1992 y se suicidó en su celda.

Infobae

12. El hotel, para dejar su cruenta historia atrás decidió cambiarse el nombre a Stay On Main y enfocarse en viajeros jóvenes. El recinto separó sus recepciones y se dividió en dos: los primeros pisos serían para los turistas y los pisos de más arriba para residentes antiguos.

Atrapalo.cl

13. En 2013 se notificó la desaparición de una de las huéspedes, que se transformaría en un caso icónico: La joven canadiense, Elisa Lam, quien viajaba sola desde su país a Estados Unidos.

Archivo familia de Elisa Lam

14. Estuvo desaparecida durante más de 20 días y fue buscada por la policía, sin éxito. Se viralizó un video de ella en un ascensor que muestra sus últimos momentos con vida. Aparece realizando movimientos erráticos y extraños, lo que hizo que se convirtiera en una leyenda urbana de internet.

Reuters

15. Tras pasar las semanas, los huéspedes se quejaron de mal sabor y color oscuro en el agua de la llave. Revisaron los tanques de agua de la azotea y encontraron el cuerpo de Elisa desnudo y sin vida. La policía determinó que la joven llevaba días sin tomar sus pastillas y como sufría trastorno bipolar tuvo alucinaciones el día de su desaparición, por lo que se abría lanzado a los tanques.

Reuters