Por Lucas Rodríguez
7 febrero, 2019

El director de Bohemian Rhapsody carga con varias acusaciones de abuso sexual. La academia de cine británica considero esto lo suficientemente grave para quitar su nombre de la lista de nominados a los premios de este año.

Independiente de si se merezca la nominación o no, La Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, academia a su vez que maneja los prestigios premios BAFTA (algo así como los Oscar británicos), ha decidido que el director Bryan Singer queda excluida de las nominaciones a los premios de este año.

Singer corría como uno de los favoritos para llevarse el premio por comandar la muy exitosa cinta Bohemian Rhapsody. Dedicada a contar la historia de Freddie Mercury y la banda Queen, la película ya se ha llevado varios de los premios de la temporada, lo que la tiene como una de las favoritas para los Oscar del 2019.

AP

La distancia entre el director y su película es algo que ya se sabía hace tiempo. Bryan Singer fue despedido cuando quedaban solo tres semanas de filmación, su nombre alejado de la campaña promocional y apenas mencionado por el resto del elenco. 

Esto emperoó hace un par de semanas cuando la revista norteamericana The Atlantic publicó un reportaje sobre el pasado de Synger. En él hablan cuatro hombres, quienes dicen haber sido acusados por el director de cine cuando aun eran menores de edad. 

AP

El director ya acarreaba una mala fama por los circuitos de Hollywood hace años. Tuvo que llegar el despertar que trajo los movimientos #MeeToo y #TimesUp para que las víctimas de hombres poderosos como Harvey Weinstein fuera escuchados. 

Haciendo caso a estas gravísimas acusaciones, la academia británica decidió quitar a Synger de la carrera por el mejor director. Es de esperar que los Oscar, ya golpeados por el problema con su conductor, Kevin Hart, sigan el ejemplo de los ingleses. 

AP

Synger por su lado descartó las acusaciones como intentos de venganza por malentendidos en el ámbito profesional. Independiente de cómo se resuelva esta historia, los BAFTAS ya han reaccionado: no quieren a personas que carguen con acusaciones de este tipo dentro de sus nominados.