Por Antonio Rosselot
3 julio, 2019

La situación se da unos pocos meses después de que John Lasseter, director de la película, volviera a trabajar en Disney-Pixar tras estar unos meses fuera del cargo, también por ser acusado de abuso sexual.

El reciente estreno de Toy Story 4, que reventó las salas en su primer fin de semana en los cines, sirvió como una excusa para que los directivos de Disney y Pixar relanzaran también las ediciones anteriores de la saga en formato 4K, Blu-ray y HD Digital. Sin embargo, mientras estaban revisando el contenido para confirmar su reedición, los realizadores se dieron cuenta de un detalle que les podría haber costado caro.

Disney Pixar

Como todos bien sabemos, en los créditos de las películas de Toy Story de repente aparecían algunas escenas montadas como «bloopers», en donde los protagonistas juguetes aparecen grabando la película como si fuesen actores reales. Era una dinámica bastante graciosa y liviana, perfecta para finalizar las películas, pero la escena de la que hablaremos a continuación no es precisamente chistosa.

En los créditos finales de Toy Story 2, se presenta una escena en donde Woody encuentra al viejo Oloroso Pete cortejando a dos muñecas Barbie dentro de su caja. Mientras le toma la mano a una de ellas, les comenta que él podría conseguirles un papel en Toy Story 3; una vez que lo descubren, cambia su discurso e invita a las Barbies a salir de su caja.

El elemento polémico es evidente, ya que la conducta de Oloroso Pete es la misma que han tomado muchos altos cargos en la industria del entretenimiento: pedir favores sexuales a mujeres a cambio de oportunidades para actuar o de un ascenso laboral. Y en Hollywood este tema ha sido particularmente grave, dando origen al movimiento #MeToo, que surgió tras las denuncias de muchas mujeres en contra de Harvey Weinstein, estrella de la producción, por conducta sexual inapropiada.

Disney Pixar

Esta delicada escena fue encontrada y vuelta a poner en contexto por distintos cibernautas, y Disney-Pixar tomó nota para realizar el cambio correspondiente. La situación se da unos pocos meses después de que John Lasseter, director de la película, volviera a trabajar en Disney-Pixar tras estar unos meses fuera del cargo, también por ser acusado de abuso sexual.

Gracias a los usuarios que descubrieron este grave error, porque es necesario cambiar el discurso y la manera en que se configuran las relaciones de poder. ¡No sigamos perpetuando estas conductas!