Por Lucas Rodríguez
4 octubre, 2019

Con solo un llamado, podías tener a Wrinkles merodeando tu jardín. Hasta It le tendría miedo.

Todos sabemos que por muy espeluznante que pueda parecer una película de terror, nunca va a haber nada más intimidante y terrible que la realidad. De hecho, el detalle que muchas veces le da el toque a un clásico de terror, es cuando su historia comienza a escapar de la sala de cine y chorrear hacia el mundo real, como ocurrió con la así llamada «maldición de El Exorcista«. Pero esta obra maestra del terror no ah sido la única obra de ficción que ha inspirado al mundo real a superarla en terror. Otra de las películas de miedo más exitosas de los últimos años también se ha visto transportada contra su voluntad hacia nuestro mundo. 

Se trata de «It, el payaso asesino». No es que estemos hablando de un payaso sobrenatural que habita las alcantarillas, pero sí de un terrorífico payaso que merodea las calles, buscando niños pequeños a los que aterrorizar.

Youtube: Nictibio

Conocido como «Wrinkles the clown» (algo así como «El payaso Arruguitas»), este espectral personaje se volvió una suerte de leyenda urbana de las calles de Florida. Salvo por el hecho de que las leyendas urbanas tienden a caer frente al acceso que hoy todos tenemos a la tecnología. Todos tenemos una cámara de video en el bolsillo, por lo que si Arruguitas fuera real, alguien lo habría visto o grabado… que es exactamente lo que ha ocurrido. Varias veces. Las suficientes como para que haya material suficiente para contar su historia en un aterrador documental.  

La historia va así: por medio de los círculos de información de los adolescentes de Florida, comenzó a circular el mito de que había un número al que se podía llamar, que culminaba con una «invitación» para que un tal payaso Arruguitas visitará tu casa. Su misión era simple: asustar a los niños que no le hicieran caso a sus padres o hicieran maldades. El problema es que Arruguitas hacía demasiado bien su trabajo, además de que no tenía muchos escrúpulos a la hora de ocultar su presencia. 

Youtube: Nictibio

La historia comenzó a esparcirse por la ciudad, generando un verdadero pánico entre los residentes. Algunos incluso amenazaron al payaso, jurando que si lo veían le iban a partir la cara con un bate de beisbol o incluso apuntar con sus armas. Pero esto no pareció ser suficiente. Arruguitas seguía al asecho. 

Un equipo de documentalistas decidieron llegar al fondo del asunto. Sus resultados se ven escalofriantes. Especialmente por la toma al final, donde parece que consiguieron entrevistar al mismísimo Arruguitas.

Youtube: Nictibio

Habrá que verlo para descubrir la verdad.