Por Ignacia Godoy
9 mayo, 2017

El Guasón no era lo creíamos.

Nos abandonó el 22 de enero de 2008 y nos dejó con un legado importante de películas para recordarlo. Heath Ledger fue un actor realmente talentoso, que fue capaz de interpretar cualquier papel que se le pusiera por delante sin dejar nada al azar y entregando todo de sí mismo.

Sin embargo, ahora solo nos queda su legado para conmemorarlo y el reciente documental que se realizó de él llamado “Yo soy: Heath Ledger”. Fue con esta pieza de cine que nos dimos cuenta uno de los misterios de su rol más relevante en su carrera.

AP

Cuando actuó como El Guasón para “Batman: el caballero de la noche”, la audiencia y la crítica quedaron impactadas con la interpretación de Ledger como el personaje más llamativo de la saga. Sus acciones, risa y rostro se calificaron hasta mejores que los que hizo en su momento Jack Nicholson en el mismo rol.

Pero existió un tic que nunca logramos descifrar y que en esta cinta póstuma se revela: por qué diablos se lamía tanto los labios. Pensamos que podría ser parte de su papel, pero en realidad su entrenador en ese tiempo, Gerry Grennell, nos demostró lo contrario. Era solo que los injertos de piel se le podían caer y Ledger no quería pasar otros 20 minutos arreglándolo si pasaba.

Warner Bros.

Por eso se lamía tanto. Triste realidad ¿o no?. El documental se estrenará el 17 de mayo y tendrás la oportunidad de confirmar esta información por ti mismo.

¿Te gustaría verlo?