Por Pamela Silva
23 enero, 2019

No puedo parar de reír 😂 Todas las mamás del mundo deberían hacer esto con los berrinches de sus pequeños (algo bueno hay que sacar de sus rabietas).

Puede que no tenga hijos, pero no es necesario tenerlos para haber presenciado un berrinche de algún niño enojado porque el mundo (o usualmente, sus madres) no hacen lo que ellos quieren. Las rabietas son algo “normal”, no es extraño que los niños de pequeños las hagan.

Y todas las madres reaccionan de forma diferente, hay algunas que les avergüenza que su hijo se tire al suelo haciendo un berrinche, otras que los regañan enojadas y algunas que simplemente los ignoran.

Pero Drew Barrymore se acaba de coronar como la reina de las mamás, al sacar el mejor provecho posible de las rabietas de sus hijas.

Instagram Drew Barrymore

¿Enojarse? ¿Tratar de calmarlas? ¿Ignorarlas? Nada de eso, Drew simplemente aprovecha el momento para tomarse unas buenas y cómicas fotografías.

Así tal cual, Drew convierte los berrinches de sus hijas en sesiones de fotos que claramente avergonzaran mucho a esas pequeñas cuando crezcan.

Y son demasiado graciosas:

Late Night with Seth Meyers

Las fotos no las compartió en sus redes sociales -donde de hecho, no sube imágenes que muestren el rostro de sus dos hijas-, sino que durante una entrevista con Seth Meyers.

Ahí explicó que la protagonista de las rabietas fue su hija Olive de cuatro años, cuando la llevó a Disneland y Disney World.

“[Disney] fue la mejor experiencia de todas. Tuve lágrimas de alegría al ver su alegría. Pero, si alguna vez te has llevado a tus hijos a Disneyland o Disney World, todo terminará en algún momento en caos. Es como ‘¡Estoy aquí! ¡Vamos a saltarnos la siesta y vamos, vamos, vamos! Quieres maximizarlo”.

-Drew Barrymore en Late Night with Seth Meyers

Instagram Drew Barrymore

Una de las  rabietas de la niña, fue porque Drew le impidió perseguir a los patos que estaban en el parque. Y para qué arruinar su día cuando la pequeña decidió que la mejor respuesta a una negativa era tirarse al suelo, cuando podía tomarse fotografías para conmemorar el momento.

Definitivamente, Drew es una madre maravillosa. Y por lejos, una muy cómica a la que muchas deberían imitar (creo, sin tener experiencia al respecto, que podría reducir el estrés que genera un berrinche).