Por Kat Gallardo
4 junio, 2018

¿Alguien quiere pensar en los problemas de Clay? ¡Grita por ayuda!

El actor Dylan Minnette ha dicho que el espiral en que entra la salud mental de su personaje en la segunda temporada de 13 Reasons Why es un tema que debe abordarse no sólo en la serie, sino que como debate en sociedad.

El comportamiento errático de Clay puede pasar a segundo plano luego de lidiar con la angustia y posterior suicidio de su amiga, pero no por eso se le debe bajar el perfil, según ha dicho Dylan durante la promoción de la segunda temporada.

The beginning of a new chapter.

A post shared by 13 Reasons Why (@13reasonswhy) on

Algo de esto pudimos ver en la primera temporada, pero en la segunda, el conflicto se hace aún más evidente. “Espero que la gente pueda ver que es un problema mucho más grande en la Temporada 2, y que hay problemas mucho más profundos dentro de Clay que no pudimos ver en la Temporada 1″.

Al comienzo de la nueva temporada, que se estrenó el pasado 18 de mayo en Netflix, los espectadores ven que Clay ha intentado alejarse de Hannah y su suicidio porque, como lo describe Minnette, “fue una experiencia bastante traumática”.

Pero a pesar de sus mejores esfuerzos por dejar todo eso atrás, Clay una vez más se encuentra luchando por Hannah, al insertarse en la demanda por negligencia de sus padres contra Liberty High School.

Pero mientras defiende a Hannah, el propio comportamiento de Clay se vuelve progresivamente preocupante. En la primera temporada, Clay tiene visiones de Hannah después de su suicidio, pero en la temporada 2 se imagina conversaciones completas, e incluso argumentos, entre ellos. Minnette dijo que estos son indicadores obvios de un colapso de salud mental.

A post shared by 13 Reasons Why (@13reasonswhy) on

A lo largo de esta nueva temporada, los amigos a menudo descubren a Clay distanciado o hablando consigo mismo cuando cree que está hablando con Hannah. A pesar de estos momentos problemáticos, Clay nunca es diagnosticado explícitamente con una enfermedad mental o visto como un factor de riesgo, lo que levantó críticas por parte de los expertos que vieron la serie.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha estado pendiente del efecto de la serie en los jóvenes y si bien es positivo que se debatan estos problemas abiertamente, también consideran fundamental que los programas de televisión o las películas que exploran la enfermedad mental “muestren opciones de tratamiento”.

¿Crees que es importante que se inicie una discusión sobre la salud mental a partir de 13 Reasons Why? ¿Qué más te gustaría ver en la serie?