Por Catalina Maldonado
21 julio, 2022

“Necesitamos tu ayuda para que la gente sepa que Marvel Studios está imponiendo la agenda LGBT+ en las familias en su nueva película”, dice el grupo cristiano One Million Moms, a raíz de historias como las del alienígena Korg.

La nueva película de Marvel, Thor: Love and Thunder, ha tenido muy buenos ingresos en la taquilla y ha sido una cinta que ha vuelto a encantar al público fanático de los superhéroes. Sin embargo, hay un grupo que no está muy contento con la cinta del mundo.

Un grupo cristiano ha levantado una campaña para pedir cancelar la cinta, todo debido a las escenas LGBTQ+ que aparecen en la cinta, lo que consideran “un descaro”. 

Marvel Studios

La organización One Million Moms está pidiendo ayuda para asegurarse que la mayor cantidad de personas posible sepa que Marvel Studios está promoviendo las historias LGBTQ+ a familias que vayan a ver la cinta.

“Clasificado PG-13, ‘Thor: Love and Thunder’ incluye muchas insinuaciones LGBTQ+ y una gran cantidad de eufemismos, pero algunas escenas no se minimizan en absoluto”, se redactó en el comunicado de la asociación.

Marvel Studios

Entre las escenas que no le gustaron al grupo, están cuando Korg cuenta que tiene dos papás; cuando Valkyria deja ver la posibilidad de que es bisexual; y porque un niño insiste en que se refieren a él por género neutro.

“El personaje alienígena llamado Korg menciona que tiene dos papás y tiene sexo manual con otro miembro de su especie. La diosa bisexual Valkyrie besa la mano de otro mujer para mostrar interés. Un niño asgardiano insiste en usar un nombre neutral en cuanto al género, y la tensión romántica gay entre Thor y Star-Lord es evidente, pero se interpreta como una broma”, escribieron.

Marvel Studios

Por su parte, el director de la cinta, Taika Waititi, ya había explicado anteriormente que no pretendían destacar la sexualidad de los personajes, sino de normalizar la presencia de personas de la comunidad gay en el mundo de dioses y superhéroes.

Esta asociación había apuntado a cancelar también cintas como Toy Story 4, por su contenido LGBTQ+.