Por Fernanda Vallejo
2 noviembre, 2017

Desaparecería en el tercer capítulo (ALERTA DE SPOILERS).

La segunda temporada de “Stranger Things” nos encantó y estuvimos con los pelos de punta desde los primeros minutos hasta el final, con la incertidumbre de qué diablos sucedería con el Monstruo de las Sombras que poseía el cuerpo y mente del pobre Will. Sin embargo, una de las escenas de mayor impacto no tuvo mucho que ver con ese villano.

Netflix

La muerte de Bob, el novio de Joyce, fue más que trágica. Luego de haberse mostrado como un bonachón nerd que intentaba caerle bien a Will y Jonathan, poco a poco nos fuimos encantando con este personaje que tuvo su cierre en el show con el acto más heroico de todos. Bob no sabía nada de lo que ocurría con el hijo pequeño de Joyce y creía, como todos, que se había perdido en el bosque el año anterior. Inevitablemente se vio envuelto en la situación actual y salvó a Hopper de las garras de El Otro Lado.

Netflix

Pero su momento de brillar no acabó ahí, sino cuando el laboratorio estaba repleto de demaperros al ataque y él fue quien se paseó por todo el lugar para devolver la electricidad y que así el resto pudiese escapar. Justo cuando llega a la salida del lugar, ve a Joyce y comparten un momento de felicidad al estar juntos nuevamente, hasta que uno de los monstruos le salta encima y se lo devora sin piedad. 

Netflix

¿Te gustó esta escena? Bueno, casi no la vimos porque los creadores del show tenían otro destino planeado para el pobre Bob, según explicaron en el programa especial de Netflix.

En el tercer capítulo, Bob lleva a Will al colegio y le aconseja enfrentarse a sus miedos. La idea original de los hermanos Duffer era que en ese momento Will, quien ya estaría influenciado por el monstruo, lo asesinara. 

Netflix

Menos mal no fue así, ya que Bob tuvo protagonismo hasta el octavo capítulo. Incluso, el mismo actor había solicitado a los showrunners tener una muerte heroica. Y lo logró. 

¿Cuál muerte prefieres?

Puede interesarte