Por Carolina Lamatta
1 febrero, 2018

Ese detalle casi lo arruina todo.

“Crepúsculo” no se caracteriza precisamente por ser una joya del séptimo arte, pero aún así tiene millones de seguidores que  la idolatran, aunque hubo uno detalle que ni siquiera los más fanáticos pudieron dejar pasar: el bebé de Edward y Bella. Por alguna extraña razón, los creadores de la película decidieron usar efectos especiales para crear a la hija de los vampiros, pero el tiro les salió por la culata.

Summit Entertainment Aurum

Si lo recuerdas, el bebé era bastante extraño, no necesariamente feo, pero quedaba claro enseguida que no se trataba de un bebé real. Se vio tan raro, que hasta el día de hoy el propio director del filme se arrepiente de haber tomado esa decisión.

En una entrevista que dio Bill Condon en The Hollywood Reporter para promocionar “La Bella y La Bestia”, el director lo admitió.

“Gracias a Dios, todo lo que aprendí con Crepúsculo ha conseguido que esto (‘la Bella y la Bestia’) sea mucho más fácil. (En ‘Crepúsculo’ había) un bebé CGI medio humano, medio vampiro. Fue un desastre. Nunca logramos que funcionase y, ahora, creo que no debería haber ocurrido” 

-Dijo Bill Condon a The Hollywood Reporter

Summit Entertainment Aurum

Según CinemaBlend, los creadores usaron  CGI para que Renesmee se viese aún más hermosa, dado que los vampiros de la saga de ‘Crepúsculo’ se caracterizan como seres excepcionalmente bellos. Lamentablemente lo único que consiguieron fue que la recordáramos para siempre como uno de los peores errores de efectos especiales del cine. 

Aunque tenemos que admitir, que la Renesmee CGI fue mucho mejor que la primera opción que tenían. Conoce a Chuckesmee, la muñeca que iban a usar inicialmente:

¿A cuál de las dos prefieres?