Siempre dicen que no hay película mejor que el libro.

Bird Box ha sido un rotundo éxito, incluso se rompieron los registros de netflix con 45 millones de visitas y algunas personas juran haber quedado ‘aterrorizadas’ con el suspenso y el drama que se vive a lo largo de la historia.

Para muchos el final puede haber sido bastante lindo, muy alegre, o bueno esto considerando lo crudo y la inquietud del resto del filme. Pero lo que pocos saben es que la historia pudo tener un cierre mucho más acorde a lo que fue el comienzo de la película, un tono oscuro y siniestro.

Quizá la finalidad de los directores estaba enfocada en llegar a un público más general con lo global que es la plataforma de servicios televisivos, por ello pueden haber ‘suavizado’ lo que iba a ser un desenlace muchos más aterrador, sin embargo, el cierre que le dieron no decepcionó a pesar de haberse alejado al del libro.

(ALERTA SPOILERS, si no la viste y no quieres conocer el final, detente aquí) En la película Sandra Bullock que hace papel de Malorie (y que para algunos Millennials es ‘la señora de Bird Box’) logra completar un viaje casi imposible a través del río junto a Girl y Boy. Cuenta el libro que la travesía habría sido mucho más oscura, con mayor detalle entre las dificultades que tuvieron que enfrentar.

En la película todo termina como decimos ‘suavizando’ lo que fue la tensión del filme, con la doctora de Malorie, el encuentro con una comunidad llena de niños que corren con mucha alegría y un hogar de retiro que inspira paz y calma.

Pero el libro de Josh Malerman no es tan simpático como la historia de Susanne Bier, cuando Malorie llega y entra se encuentra con un grupo de personas que se han cegado para sobrevivir y mantenerse a salvo de la especie de virus.

Netflix

Es decir, no eran personas ciegas en realidad como las que muestra Bier en su filme, sino que se habían autoinflingido daño como medida de subsistencia. Susanne explicó la razón por la cual cambió el final, y aseguró que fue por su estilo, ya que sus películas suelen terminar con un mensaje alentador.

«La película es un poco más positiva. La película es, en muchos aspectos, diferente del libro, pero también está muy arraigada en el libro»

Susanne Bier a The Mirror

Netflix

Nunca viene mal un poco de positivismo ¿o te hubieses quedado con la versión más apegada al libro?