Por Fernanda Vallejo
31 octubre, 2017

E iba a tener una conexión con uno de los personajes que más odiamos de la saga.

Ya nos enteramos de la trágica historia detrás de la Profesora Sprout y del origen del símbolo de Las Reliquias de la Muerte. Y ahora, J. K. Rowling nos sorprende con otra noticia de «Harry Potter». En un principio, el Ministro de Magia, Cornelius Fudge sería un personaje bastante distinto. Ni siquiera iba a ser mago. 

Warner Bros.

El mismo que dejó a Harry como mentiroso tras el episodio en el cementerio a fines del filme «El cáliz de fuego», pues se negaba a creer que Voldemort había retornado, no iba a tener ese cargo en la idea original. 

Warner Bros.

Radio Times explica que el político iba a ser un muggle según los primeros borradores. Su encuentro con el mundo de la magia habría sido a través de Hagrid, quien le avisaba de misteriosas muertes y le solicitaba que advirtiera a la población del peligro. Se vio algo similar en «El príncipe mestizo», solo que ahí Fudge era quien advertía al Primer Ministro británico.

Warner Bros.

Fudge realizaba una conferencia de prensa donde avisaba sobre un «hombrecito con ojos rojos» que andaba asesinando.

Warner Bros.

Esta versión alternativa conocía además al tío de Harry, Vernon Dursley, y no se llevaban para nada bien. Fudge creía que Dursley estaba tras su puesto y luego de la rueda de prensa pensaba que lo conseguiría. Sin embargo, el tío de Potter optaba por contarle la verdad sobre el mundo mágico y las andanzas de su sobrino. Un comportamiento bastante extraño para este personaje, ¿no?

¿Te hubiera gustado más esta versión de Fudge?

Puede interesarte