Por Ignacia Godoy
28 agosto, 2017

Melissandre podría estar en lo correcto después de todo (ALERTA DE SPOILERS).

Si es que viste el final de la séptima temporada de «Juego de Tronos», entonces tendrás muchas dudas por resolver. Por ejemplo, hacia dónde se dirige Jaime Lannister, qué pasó con Gendry desde que corrió hacia El Muro, Tormund murió o no, entre otras miles de dudas que tendremos que esperar casi dos años para resolver.

HBO

Pero la más enigmática tiene que ser el momento en el que Jaime Lannister deja el Desembarco del Rey. Porque justo en esa escena, en la que él se pone un protector para su mano de oro y así taparla para que no lo identifiquen, le cae una gota de nieve.

HBO

Luego el episodio sigue mostrando cómo este clima llegó a toda la capital y comenzó a enfriar el único lugar que parecía estar libre del invierno: la capital. Y ¿qué significa esto? Bueno, significa que La Larga Noche volverá a repetirse una vez más.

HBO

Porque si recuerdas, cuando Aegon Targaryen estaba en el trono, llegó La Larga Noche a todas las ciudades. Fue tan fuerte que duró una generación entera e hizo que miles de Caminantes Blancos aparecieran para matar a los vivos.

HBO

Por suerte Azor Ahai, el príncipe prometido, y logra detener al ejército de los muertos.

HBO

Por lo que vimos en el último capítulo, este invierno no será muy distinto al de hace tantos años atrás y podría ser aún peor. Porque los Caminantes Blancos ya pasaron el Muro y se dirigen a matar a los vivos sin piedad. 

HBO

Aún no sabemos quién será el príncipe prometido de esta generación, pero todo indica que Melissandre podría estar en lo cierto y Jon Snow salvaría a los seres humanos de este terrible destino. Como lo ha estado intentando hacer toda la temporada.

HBO

¿Crees que es Snow el indicado?