Por Josefa Velasco
19 mayo, 2020

Ubicado en la ciudad de Bend, Oregon en Estados Unidos, la tienda ha implementado medidas sanitarias para recibir clientes nuevamente.

Películas y series son lo favorito de todo el mundo durante esta pandemia, y es que el uso de Netflix ha aumentado considerablemente los últimos meses y esta misma plataforma ha ganado miles de usuarios nuevos. Pero, hay un clásico que sobrevive en estos tiempos tan difíciles para muchos negocios, estamos hablando del último Blockbuster del mundo.

La tienda de películas ubicada en Bend, Oregon, no solamente ha sobrevivido a la dura competencia del streaming, si no que también al coronavirus. En una reciente entrevista con Vice, la encargada de la tienda Sandi Harding, señaló que ella ha tratado de mantener la tienda funcionando con la mayor cantidad de medidas sanitaria posibles.


Blockbusterbend

Ahora que el mayor distribuidor de DVD de la zona está cerrado, Harding debe buscar productos de compañías más grandes. «El gran título para la próxima semana es ‘Call of the Wild’. Usualmente comienzo con 30 copias en DVD, y entre 12 y 14 de Blu-Ray», señaló Sandi a Vice.

«Usualmente voy a Walmart, Target, Fred Meyer, a cualquier compañía grande que este en el pueblo, y solamente compro entre 5 a 10 copias en cada una. A ellos no les gusta mucho que deje todas sus estanterías vacías, so consciente de esto, así que me aseguro de dejar películas para sus clientes regulares», agregó.


Blockbusterbend

Como muchos negocios, este Blockbuster también tuvo que cerrar sus puertas en el inicio de la pandemia, pero supieron crear una manera de seguir funcionando para sus fieles seguidores. Es así como la tienda comenzó a ofrecer a sus clientes la opción de arrendar o compras películas a distancia, a través de sus teléfonos celulares. Dando la oportunidad de retirar desde tu auto lo que quieras.

Ya realizado el pedido, un trabajador de la tienda limpia la caja del DVD con paños de Clorox, lo introduce en una bolsa Ziploc y se lo entrega al cliente que espera en el auto.

Blockbusterbend

Luego de esto se vieron obligados a cerrar nuevamente por completo, para que Harding pudiera preparar el local para una apertura el público de manera segura. Para poder respetar el distanciamiento social dentro de la tienda, el staff de Blockbuster decidió marcar en el piso con cintas adhesivas «marcadores» de distancia. Además de pegar en el piso unas flechas que indican la dirección que va el pasillo, evitando así el cruce de personas en los corredores.


Blockbusterbend

Tal como señaló Harding a Vice, el negocio ha vuelto a abrir con las medidas sanitarias y funciona en total normalidad. Pero ha visto algo distinto en sus clientes. «Antes todos buscaban cualquier película relacionada con contagios, pandemia, pero ahora ya buscan de todo un poco. Probablemente ellos pueden encontrar la película que buscan en algún servicio streaming, pero prefieren venir aquí y nosotros tendremos esa película».

Muchos recuerdos se nos vienen a la mente cuando nos acordamos de lo que era vivir la experiencia Blockbuster. Ir por una película, verla con amigos mientras algo rico se comía. A pesar de la irrupción de Netflix y otras plataformas, esta tienda en Oregon se las ha arreglado para sobrevivir a toda adversidad, y esperemos que siga por muchos años más.