Por Camila Cáceres
16 marzo, 2017

“… Mi caballo retrocedió, y luego ¡se echó a correr sobre los pobladores!”

Josh Gad, el encantador actor que interpretará al sorprendentemente controversial LeFou (¿Cómo puede haber gente que lo juzgue por su sexualidad y no su TERRIBLE gusto en hombres? De verdad) en la película más esperada del último tiempo, ha revelado que todo podría haberse interrumpido antes de llegar a la gran pantala. Así es, La Bella y la bestia podría haber detenido su producción tras la trágica muerte de nuestra actriz favorita.

Gad apareció en Jimmy Fallon para ser ridículamente adorable y gracioso (en serio, el adelanto de la película es fantástico, pero ahora sí que no puedo esperar a ver a este tipo en pantalla), pero además para revelar uno de los casi-accidentes que podrían haber empañado la filmación, pero que ahora son muy graciosos de recordar.

Todo comenzó con un caballo irónicamente llamado “Amigo” (“Buddy”), que no era amigo de nadie.

“Mi caballo”, comienza Josh Gad, “su nombre está mal puesto, porque es un bastardo”. 

“Literalmente me tiró al suelo el primer día. Luego Luke y yo teníamos que llegar a la villa en estos caballos para cantar Belle, la canción Belle, y acción: ¡Todo lo que teníamos que hacer era dar tres pasos! El caballo de Luke se portó perfecto y -esto no es un chiste- mi caballo hizo el moonwalk: literalmente, caminó hacia atrás, las cuatro patas hacia atrás, y luego, ¡se echó a correr sobre los pobladores! 

Emma se quedó como “¡NOOOOO!” mientras todos gritaban “¡NO, HERMIONE, NO!”.

Afortunadamente, logró correr y evitar el paso demoniaco del corcel, igual que todo el resto, así que los únicos heridos fueron Josh Gad y su dignidad. Y por supuesto, el entrenador de animales, que casi murió… de la vergüenza.

“(Luego) el entrenador del caballo se me acerca con lágrimas en sus ojos, y dice: “Lo siento tanto, eso nunca había pasado antes””.

Moraleja: los caballos son como los delfines. Lo que realmente quieren es la dominación mundial y la destrucción de la humanidad. Mira sus ojos.

Fuera de broma, nos alegra saber que no pasó nada, tenemos Emma Watson para rato Y NO FALTA NADA PARA EL ESTRENO.