Por Pamela Silva
10 mayo, 2018

No habría sido tan buena la serie sin el Doctor Shepherd, traten de convencerme de lo contrario.

La pareja de Meredith Grey con Derek Shepherd es una de las más importantes en la historia de la televisión -quizá exagero, pero lo son en mi corazón-. Nunca nada nos ha dolido tanto como cuando Derek murió y su historia de amor acabó, pero resulta que originalmente ese romance nunca debió haber ocurrido.

Fue la misma Ellen Pompeo quien reveló que originalmente, Shonda Rimes -la creadora de la serie- quería que su personaje se enamorara del Doctor Burke, interpretado por Isaiah Washington.

Así como lo ven, se suponía que el casi marido de Christina Yang sería el indicado para forjar una relación con nuestra doctora favorita, pero al final no fue así.

¿Por qué? Bueno, hay varias razones. Primero, en 2005 los ejecutivos de ABC no estaban tan seguros de permitir una relación interracial, algo que Shonda quería con muchas ganas (y que después llevó a cabo en Scandal).

Segundo, y finalmente, fue la propia Ellen quien le pidió que su personaje no se enamorara de Burke. Esto no fue por prejuicios o que le molestara la idea de una relación interracional, sino que ella misma estaba recién casada con Chris Ivery -un productor afrodescendiente- y no quería que los fanáticos mezclaran su propia vida con la ficción de la serie.

Así que eso condujo a que fuera Patrick Dempsey el interés romántico de Ellen en la serie, dejando que Burke tuviera un romance infructuoso con Christina.

Al final, Washington sólo duro pocas temporadas en el programa porque se enemistó muy feo con Dempsey después de que Isaiah llamara “faggot” -una forma despectiva para referirse a los homosexuales- a T.R. Knight. Aunque ofreció disculpas, la tensión en el set se volvió demasiado densa y Shonda tuvo que despedirlo.

Y bueno, después muchos son los actores que dejaron la serie por problemas con la misma Shonda o con el equipo en general.

Pero lo importante es que esa historia de amor tan trágica podría haber sido completamente distinta, aunque no sé si me gusta pensar en una vida sin el romance de Meredith con Derek ¿a ustedes?