Por Pablo Román
8 mayo, 2018

Netflix lo deja entrever en el tercer capítulo de la serie.

Luis Miguel es un personaje conocido en el mundo habla hispana, sin embargo, aunque a varios les suene Luismi, es demasiado poco lo que conocemos de este cantante. Por esa razón, le viene como anillo al dedo la serie sobre su vida en Netflix. Yo hubiera hecho un libro, pero supongo que este formato es masivo.

La carrera del Sol comienza desde pequeño, cuando su padre, Luisito Rey, lo entrena en varias disciplinas para ser el hombre espectáculo que llegó a ser en la cúspide de su trabajo.

Sin embargo, las exigencias que éste le hacía, eran demasiado grandes para un niño y las historias dicen que ambos peleaban bastante.

Archivo familiar

Micky está en el panteón de artistas importantes gracias a la noche que cantó en la boda de Paula López Portillo, hija del Presidente de México hasta 1982, José López Portillo.

Para lograrlo, organizó una reunión con Arturo “Negro” Durazo, un político que genera controversia en ese país y jefe del Departamento de Policía y Tránsito, con la ayuda del actor Andrés García.

Cuando se concretó, a Arturo no le importó Luismi, sino su madre, Marcela Basteri.

El rumor dice que Durazo financió los primeros años de la carrera de Micky, pero a cambio de tener relaciones sexuales con la madre del chico. En pocas palabras, Luisito Rey prostituyó a Basteri.

Archivo familiar

En la serie de Netflix se deja entrever que pudo haber sido cierto este hecho.

Pero con esto, Luis Miguel cantó en la fiesta y uno de los asistentes, que resultó ser el director del sello discográfico EMI, David Stockling, pondría sus ojos en esta joven promesa, asegurando así su futuro éxito.

Archivo familiar

Así fue como Luismi comenzó su camino para convertirse en la leyenda que es hoy.

Esta es una fotografía del matrimonio: 

Twitter

Luismi tuvo que sorprender una vez más con su voz. Y claramente lo logró

https://www.instagram.com/p/BifOkR9nwB0/?taken-by=luismiguellaserie

Pero no todo lo que brilla es oro.

https://www.instagram.com/p/BiaevVOnX3I/

¿O no?