Por Fernanda Vallejo
9 Agosto, 2017

Los españoles son los reyes de los dramas de época. Y dan justo en el clavo.

Me costó mucho empezar a ver series españolas. Siempre fui un poco prejuiciosa con ellas. Pensaba que eran muy del estilo telenovela para mí y además, que se haría algo extraño escuchar el acento español (considerando que soy Latinoamericana). Pero la llegada de estas producciones a Netflix las acercó un poco más a los extranjeros y de a poco muchas de mis amigas cercanas fueron cayendo en el vicio, hasta estar completamente sumergidas. Y yo no pude resistirme.

Antena 3

Una de las cosas que me llamó la atención de estos shows fue el nivel de producción. Antes de comenzar a verlas, pensaba que tendrían presupuesto regular con estudios, personajes y vestimenta regulares. Pero no. Desde la intro de cada serie hasta las tomas fotográficas, todo es un modelo a seguir.  Muy comparables con la gran industria estadounidense. La calidad de la elaboración de estas series te impresionará.

Antena 3

Pero lo que realmente te captura, y que a mi juicio es lo más importante, son las historias. Si bien, efectivamente, suelen tener ese aspecto clásico de telenovela de época antigua -que en un principio pensé que no eran de mi gusto- finalmente me di cuenta de que caí directo en la trampa porque es una fórmula perfecta. Y es que los españoles son los reyes del romanticismo, pero no solo de amor, sino de todo lo que implica una serie de época. Y saben perfectamente cómo conquistarte con eso, quizás en ocasiones con escenas algo clichés, pero de todas formas lo logran.

Así que, si quieren darle una oportunidad a esta industria, aquí les dejo un breve listado de las series españolas contemporáneas que tienen que ver. 


1. El tiempo entre costuras (2013-2014)

Esta adaptación de la novela de María Dueñas es un lujo. Si bien en estos casos se puede discutir qué tanto honor le hizo la serie al libro, es incuestionable que se trata de una serie de altos niveles de calidad, partiendo por su presupuesto: más de medio millón de euros por capítulo. Esto la transforma en el show español de mayor costo, acercándose a la categoría cinematográfica.

La historia comienza en España, 1934. Sira Quiroga (Adriana Ugarte) es una modista de escasos recursos que trabaja en Madrid junto a su madre y, por amor, abandona la ciudad meses antes del golpe de Estado de 1936. La joven se va con su enamorado a Tánger, Marruecos, pero un hecho inesperado la hará tener que valerse por si misma y sobrevivir con las complicaciones de la Guerra Civil Española. 

La serie quiso apegarse a la novela y por ellos se grabó en las mismas locaciones que se describen en ella: España, Marruecos y Portugal. 

Antena 3

2. Gran hotel (2011-2013)

Una mezcla de suspenso y romanticismo es lo que propone este drama. En 1905, Julio Olmedo (Yon González), un joven de origen humilde, llega al famoso Gran Hotel del pueblo Cantaloa a visitar a su hermana, que trabaja ahí. Pero cuando entra, se entera de que ella se encuentra desaparecida y él hará lo posible por encontrarla. Lo que Julio no prevé es que se enamorará profundamente de Alicia (Amaia Salamanca), la hija de la malvada dueña del hotel y eso le traerá bastantes problemas.

Esta serie se filmó en distintos puntos de Cantabria, pero más que nada en el Palacio de la Magdalena, ubicado en Santander. El estreno tuvo más de 3,7 millones de espectadores.

Antena 3

3. Velvet (2014-2016)

En el Madrid de 1958 hay un lugar al que todo quien diga ser sofisticado debe ir a comprar sus trajes: las Galerías Velvet. Ana (Paula Echevarría) es costurera de la tienda desde que era niña y fue en esa época cuando conoció y se enamoró de Alberto (Miguel Ángel Silvestre), el hijo del dueño. El destino los separa por varios años para luego volver a unirlos, pero no será nada fácil para ellos poder consolidar su relación y pasarán de un amor verdadero, a uno prohibido. 

En febrero de este año se confirmó que Movistar+ producirá una serie derivada, llamada Velvet Colección y será protagonizada por uno de los personajes secundarios de la serie original, Marta Hazas.

Antena 3

4. El Barco (2011-2013)

Aunque esta serie no sea de época, es necesario agregarle a la lista por varias razones. Primero porque combina elementos de drama, misterio y acción. La historia comienza cuando los tripulantes del Estrella Polar descubren que la tierra ha desaparecido y que el 99% de la superficie es agua, por lo que ese barco es su única forma de sobrevivir. Por su puesto no pueden quedar fuera las historias de amor y una de las principales es la de Ulises (Mario Casas) y Ainhoa (Blanca Suárez) quienes terminan sus respectivas relaciones para estar juntos, pero no se les hará nada fácil. 

Antena 3

5. Las chicas del cable (2017-)

Esta es la primera serie original de Netflix producida en España. En 1928, cuatro mujeres llegan a trabajar como operadoras a la única compañía de telefonía de la época. Una de ellas, Lidia (Blanca Suárez) está ahí para ejecutar un plan, pero todo se le complica cuando se da cuenta que tiene un pasado con Francisco (Yon González), el director de la compañía. 

La primera temporada está completa en Netflix y se anunció que la segunda se estrenará en diciembre y una tercera en 2018. 

Netflix

¿Verás alguna de ellas?