Por Luis Aranguren
7 octubre, 2021

La popular serie surcoreana de Netflix ha cambiado la vida de muchos. Sobre todo de esta persona, quien ahora no ve igual a los inflables.

Si hay una serie que ha logrado mantener la popularidad desde su estreno, esa es El Juego del Calamar, y es que nos mostró lo que están dispuestas a hacer muchas personas por dinero. Dejando de lado su moral inclusive, todo con el ideal de poder recuperar sus vidas a través del efectivo.

Pero esto en sí no es lo peor, sino los juegos infantiles a los que estaban expuestos y por el que muchos perdieron la vida, pensando que solo era cosa de niños.

Netflix

Aunque cada juego se colocaba más difícil, no podemos olvidar el que eliminó a más jugadores y ese fue el primero: “Luz roja, luz verde”. En este las personas debían correr mientras la muñeca no los miraba, de otro modo serían atravesados por proyectiles de rifles.

Y es que esta muñeca que da algo de miedo tenía en los ojos sensores de movimiento, los cuales detectaban hasta el más mínimo paso extra.

Pues en México, esta terrorífica muñeca ya ha causado impactos y un hombre la confundió en una fiesta infantil en la que se mantuvo inmóvil. Resulta que había un castillo inflable que en medio tenía a Dora la Exploradora, pero los colores se asemejaban mucho a la muñeca.

Fue entonces que al darse cuenta que se trataba de Dora la Exploradora, compartió la graciosa experiencia en Twitter, obteniendo más de 25 mil likes.

Netflix

Muchas personas le comentaron que estaban de acuerdo con lo que decía, que aquella muñeca sí se parecía y era realmente aterrador. Por suerte, la serie no es infantil y muy poco despierta el interés de los niños, porque de otro modo habría asustado a todos los pequeños.

Es increíble como este primer juego ha logrado quedar en la mente de todos los que han visto la serie, algo con lo que colaboró la canción. No imaginamos el susto que se dio aquel hombre cuando llegó a la fiesta y vio esa muñeca gigante mirándolo.

Twitter / México Mágico

Por suerte, Dora la Exploradora no es nada mala y solo se encarga de buscar tesoros y enseñarle a los niños a hablar en inglés.