Por Camilo Fernández
1 agosto, 2018

No puedo parar de pensar en la última escena y si siguen juntos.

“El stand de los besos” resultó ser una película con gran éxito para Netflix. Inesperado para una comedia romántica adolescente que terminó siendo “una de las películas más vistas en el mundo” durante la época de su estreno, según el presidente de la compañía de streaming, Ted Sarandos.

La creación de fanáticos de la película fue tanta que, de acuerdo a The Washington Post, Netflix dijo que uno de tres espectadores vio “The Kissing Booth” múltiples veces. 

Netflix

Para quienes aún no las han visto, es la clásica trama pero con un nivel de carisma por parte de sus actores que es imposible no terminar queriéndola. 

Trata sobre el romance de una joven de secundaria, Elle, con el hermano “malo y rudo” de su mejor amigo. Lo problemático de esto, es que su mejor amigo es como si fuera su hermano. Por lo tanto, el conflicto descansa en que este amor es como meterse con la misma familia.

Netflix

Con la sensación que causó, todos los fanáticos están exigiendo una segunda parte. Quieren saber qué pasó con el amor de Elle y Noah.

El problema de esto, es que la película está basado en el libro de Beth Reekles. Habría que esperar que ella decidiera si escribir una secuela… y lo está pensando. “Me encantaría que hubiera, pero ¿quién sabe? Sé que a todos los fanáticos de la película y el libro les gustaría uno”, dijo a New York Times.

Netflix

La protagonista, la actriz Joey King, también tiene algo que decir.

Por supuesto, me encantaría volver a trabajar con todos. Si surgiera la oportunidad, quién sabe, ¿cierto? Algo podría pasar. Algo podría pasar. No sé. Si hubiera una continuación, no tengo ni idea”, señaló a Seventeen.

Netflix

La autora del libro escribió la historia solo cuando tenía 15 años, también utilizando su creatividad para desarrollar una novela en conjunto, titulada “La casa de playa”. Está ambientada en el verano anterior a que Noah se fuera a la universidad.

Netflix

Si bien no es una secuela, es algo con que Netflix podría trabajar.

Frente a una baja de comedias románticas durante los últimos años, Netflix quiere acaparar la atención nuevamente a este género y capturar toda esa audiencia suelta.

Durante el último tiempo ha empezado estrenar trabajos como “Set it Up”, “Ibiza” y “Alex Strangelove”, las cuales han seguido una calidad similar con “El stand de los besos”. Pero solo de esta última muchos esperan una segunda parte.