Por Luis Aranguren
15 octubre, 2021

De una mujer fresca y enamoradiza a una joven madre. La vida le cambia de papel en papel.

Existen dos cosas que nos sorprenden de los actores, lo primero es el esfuerzo que realizan como secundarios para convertirse en protagonistas y segundo, la capacidad que tienen para interpretar a personajes completamente distintos. Muchos dirían que es solo necesaria una cara bonita, pero hay quienes se lucen y realmente lo hacen muy bien.

Ese es el caso de Sarah Margaret Qualley, quien actualmente es la protagonista de uno de los últimos éxitos de Netflix, “Maid”.

Netflix

Pues resulta que sus fans descubrieron que estuvo en una gran película de Quentin Tarantino, como un personaje secundario, pero inolvidable. Nos referimos a “Once Upon a Time in Hollywood”, en la que representó a la querida Pussycat.

Una hermosa hippie que logra hacerse amiga del personaje de Brad Pitt, con el que no perdió tiempo de acosar en ningún momento.

Columbia Pictures

A pesar de su juventud y la edad de Cliff Booth, no tenía miedo de subirse al carro con extraños y ofrecerle algo más que una buena conversación. Pues en Maid es totalmente lo contrario, vemos a una madre abnegada luchando por sobrevivir a las calles y contra la pobreza.

Y es precisamente eso lo que han alabado sus fans en Twitter, la capacidad de hacer algo completamente nuevo en tan solo dos años después y aún así seguir cautivando.

Actualmente la actriz tiene 26 años de edad y sin duda supo aprovechar los dotes artísticos de su madre Andie MacDowell, para hacerse una persona exitosa. A la fecha, Maid, se mantiene en segundo lugar en todos los países de Latinoamérica, compitiendo solo con el grande de “El Juego del Calamar”.

Un ejemplo de lo importante que es aprender y que en ocasiones, es mejor hacer un buen papel secundario, para luego brillar siendo un magnífico protagonista. Al final del día se trató de una película de Quentin Tarantino, que seguro le abrió puertas en todo Hollywood.

Netflix

Esperemos que siga apareciendo en trabajos maravillosos e inspiradores como Maid, una historia bastante trágica, pero con una gran lección y esa es la de no rendirnos ante las adversidades.

Y bueno, también nos dejó claro lo que es un buen amor de madre, a pesar de tener una mamá algo problemática, ella busca que su hijo no viva lo mismo, desea que se sienta orgulloso.