Tras la polémica que pide cancelar la escena donde el príncipe besa a Blancanieves mientras ella está inconsciente, Jim Shull —ejecutivo creativo de Walt Disney— ha recalcado que la escena es correcta pero que está permitido que “a la gente no le guste la historia”.

Sabemos que son tiempos de cambios, tiempos de empoderamiento y tiempos de denunciar cuando algo anda mal. Esta vez, la clásica cinta de Disney, “Blancanieves”, ha recibido una dosis de critica luego de que autoras apuntaran a que la escena del beso con el príncipe debe ser cancelada. 

Tildándola de “anticuada” y “sin consentimiento”, la secuencia del amor verdadero donde Blancanieves logra despertar gracias al beso del príncipe, no ha gustado nada en estos tiempos.

Disney

En el artículo publicado en la edición digital del matutino San Francisco Chronicle, dos autoras pidieron “reactualizar” el pasillo de Disney sin esta escena:

(El príncipe) la besa mientras ella duerme y, por tanto, no puede ser amor verdadero si solo una persona sabe qué está sucediendo”, sostienen Julie Tremaine y Katie Dowd. “(Hay que) enseñar a los niños que besar a una persona, si ambos no están de acuerdo, no está bien”, agregaron.

Para ellas es “difícil de entender” como Disneyland aún mantiene escenas de este tipo en 2021, pues las consideran “anticuadas”, debido a que dan ideas de lo que un hombre puede hacer con una mujer. “¿Por qué no volver a imaginar un final de acuerdo con el espíritu de la película y el lugar de Blancanieves en el canon de Disney, pero evitando este problema?”, cerraron las autoras.

La respuesta de Disney

Ante la polémica, un director ejecutivo de Walt Disney Imagineering, entidad encargada de los parques temáticos de la compañía, salió en defensa de “Blancanieves y los siete enanitos” para mantener la clásica escena del beso.

Disney

A través de su cuenta de Twitter, Jim Shull escribió distintas publicaciones para referirse a la situación y a su posición con respecto a ella:

“Teniendo en cuenta el hecho de que los cambios culturales ocurren durante décadas, se debe reconocer que, en el contexto de la historia en la que se basa la película, el viaje es correcto. A la gente, por supuesto, se le permite que no le guste la historia, pero el equipo hizo un trabajo espectacular”. 

—comentó Jim Shull en Twitter—.

Twitter @JimShull

Sin embargo, sus palabras no quedaron solo aquí pues también llamó a la gente a entender que “muchos cuentos de hadas europeos se publicaron hace más de 200 años con el propósito expreso de entretener y educar”. 

Finalmente, Shull dejó entrever que incluso existe una versión de Blancanieves sin este polémico beso. “En una versión del cuento de hadas alemán Schneeweibchen (Blancanieves), la joven en estado de coma revive cuando uno de los sirvientes del príncipe deja caer su cuerpo, lo que desaloja la manzana envenenada de su garganta y el príncipe no la besó“, escribió. 

Twitter @JimShull

Una respuesta que no deja llamar la atención, pues nos aclara que probablemente el “beso de amor verdadero” no será removido del clásico de Disney.