Por Isidora Fuenzalida
20 noviembre, 2020

La miniserie cuenta con cinco capítulos. Una triste historia donde le quitaron la vida a un niño de cuatro años que, definitivamente te quitará el sueño.

Grégory Villemin era un niño francés de cuatro años cuando desapareció. Su cuerpo sin vida fue hallado cerca del río Vologne, en Francia, el 16 de octubre de 1984. El pequeño estaba atado de manos y pies en un árbol. Hoy, 35 años después, aún se desconoce quién lo mató.

La noticia causó revuelo en el país y las autoridades judiciales no descansaron durante semanas para resolver el caso y encontrar al culpable del macabro crimen. Sin embargo, no tuvieron suerte.

Netflix

La serie de Netflix cuenta con cinco capítulos que van revelando algunos de los detalles que se conocen hasta el momento. Esta producción original busca mostrar cómo los padres del pequeño, dos jóvenes de la clase trabajadora de Francia, se vieron afectados por el acoso de la prensa y de la opinión pública cuando se investigaba los hechos.

 “El hecho más famoso de varios franceses: secretos familiares que se convierten en odio, un equipo infernal donde las andanzas judiciales alimentan el rumor y donde la locura mediática empuja al asesinato. Durante 30 años, esta historia interminable ha sido obsesiva y continúa marcando la vida de quienes se acercan a ella”.

–dice la reseña de la sinopsis oficial en Netflix–

Netflix

La historia del macabro crimen, cuenta cómo la familia de Grégory vivió momentos de angustia e incertidumbre cuando, con el responsable fuera de las rejas, las autoridades apuntaban a que el asesino se trataba de alguien cercano a ellos, ya que habían recibido amenazas meses antes del suceso.

“El suceso sembró el terror en Francia, principalmente, en los padres de familia, quienes desconfiaban hasta de su propia sombra. El hecho de que nunca se diera con el asesino agravó aún más la situación, pero a la sociedad no le quedó otra opción que retornar a la normalidad, a pesar de que el culpable aún estaba en las calles”.

–afirmó el medio Frenchly

Netflix

“El Cuervo” era el nombre del único hombre sospechoso. Sin embargo, nunca se logró recolectar evidencias necesarias para llevarlo a juicio. Todos los involucrados tuvieron que desistir en este intento.

Los padres de Grégory vivieron momentos terribles. En uno de los capítulos relatan cómo fueron juzgados públicamente y tildados de villanos cuando se dio a conocer la noticia de que esperaban otro hijo. Ellos definitivamente querían seguir adelante con sus vidas. Sin embargo, nunca perdieron las esperanzas de encontrar a su pequeño. Actualmente, después de tres décadas, el caso sigue abierto.