Por Leonardo Granadillo
30 julio, 2020

Galardonada como Mejor Película Internacional en el festival de Tribeca, trata sobre un joven que desprestigia duramente a un político usando las redes sociales muy al estilo «MR. Robot» y con algo de «You». Apunta a ser uno de los nuevos vicios de cuarentena.

No me canso de decirlo, lo mejor que ha hecho Netflix y gran parte de su éxito se ha centrado en esa capacidad de traernos series de rincones inóspitos del planeta. La mejor forma de innovar es con historias de culturas variadas; hemos visto series islandesas como The Valhalla Murders, suecas como Arenas Movedizas, alemanas como Dark, danesas como The Rain, inglesas como Peaky Blinders, españolas como La Casa de Papel, hay de todo, así puedo pasar todo el día.

Netflix

Con este estilo logran pasearnos por todo el planeta y hacer que nos encariñemos con producciones de algunos países puntualmente. Por ejemplo, a mí me han gustado mucho las historias polacas. Hace poco Netflix presentó Bosque Adentro de Harlan Coben, ya popular por sus buenos trabajos a la plataforma (Safe, No Hables con Extraños), ahora, nos traen Hater.

Netflix

Con Jan Komasa en la dirección la cinta nos presenta a Tomasz Giemza (interpretado por Maciej Musialowski) quien se apoya en las redes sociales para derrumbar a un político y a su vez, saldar deudas personales. El chico fue excluido de la facultad de Derecho, sin embargo oculta la información en una reunión con quienes pagaron sus estudios, donde también aprovecha de acercarse un poco más a la hija menos de sus benefactores Gabi (Vanessa Aleksander).

Es allí cuando decide utilizar sus habilidades en redes sociales e internet para acechar a Gabi y también conseguir un buen trabajo. Es en ese trabajo que le encargan descubrir el lado oscuro de un candidato a alcalde de Varsovia, un inquietante recorrido que convierte a este thriller en una opción más que apetecible para sobrellevar la cuarentena. Acá el tráiler:

Los primeros que la han observado le dan un 7.1/10 en IMDb, parece que tocará darle una oportunidad para emitir nuestro propio juicio.