Por Fernanda Vallejo
1 febrero, 2018

Acompáñenme en mi crisis nerviosa amigos.

Hace 13 años (sí, leyeron bien, 13) estrenó «Cómo conocí a tu madre» una de las mejores sitcom de la historia según muchos. La serie de los amigos en Nueva York (no, no me estoy confundiendo con «Friends») se trataba realmente de Ted Mosby narrándole a sus hijos la historia de cómo conoció a su mamá, claro que, se excedió un poco y se demoró nueve temporadas en ir al grano.

CBS

El punto es que la escena donde todo comienza, que es con Ted y sus hijos en el sillón, está situada en el 2030 y la historia con Lily, Marshall, Barney y Robin está situada el 2005. ¿Me siguen?

Lo trágico viene aquí: este año nuevo nos hicimos demasiado viejos, porque, al ser 2018, pasamos a estar más cerca del 2030 que del 2005. 

Sí. Estamos más cerca del viejo Ted del futuro que del querido (o para algunos, insoportable) Ted del pasado.

¿Están entendiendo la gravedad de la situación? Cuando comencé a ver el show yo pensaba que el 2030 era un año que nunca llegaría, un futuro extremadamente lejano, tipo «Los supersónicos». 

Y aquí estamos, más cerca de ese año que del día en que vimos por primera vez «Cómo conocí a tu madre». 

Los invito a unirse a mi crisis.

¿Te sientes más viejo?

Puede interesarte