Eso explica por qué usa botas en lugar de tacones. ¿Lo habías notado?

Como buena representante del feminismo contemporáneo, Emma Watson quería que su papel de Bella reflejara a las mujeres actuales. Entonces, los escritores de la nueva película «La Bella y la Bestia» lograron dar a la princesa de Disney una nueva historia de fondo que potenciara la versión de 2017: ella es una inventora, igual que su padre.

Pero su vestuario también lleva mensajes que refuerzan la idea.

Getty

Jacqueline Durran, diseñadora de vestuario, admite que para la escena de apertura hicieron unas mejoras importantes. Por ejemplo, en lugar de llevar tacones, Bella lleva unas botas «de batalla».

Getty

El delantal funciona como un cinturón de herramientas. Y de vez en cuando, Bella se mete la falda en la cintura para poder moverse libremente, como la activa mujer que es.

Getty

Desde un principio, la gran Emma dejó en claro que no quería que su personaje fuera una «encorsetada», idea imposible de la belleza femenina.

Así que descartaron al corsé del vestuario definitivo y lo reemplazaron por un flexible corpiño. La idea fue la de permitir que Bella pudiera hacer cualquier actividad que deseara, incluso montar a caballo.

Getty

El vestido de Bella sigue siendo delicado, claro. Fue hecho por 10 personas y les tomó 238 horas su confección.

Para embellecer el vestido amarillo icónico de Bella, se probaron distintos colores y tipos de telas, hasta dar con todo lo necesario para que fuera perfecto. El look lo completaron con tacones al estilo del siglo VXIII, pintados a mano, debidamente cómodos para correr.

Getty

El vestido lleva una red debajo de la falda para darle volumen y tiene capas de organza para hacerlo más liviano.

Getty

Muy al estilo Emma, el manto rojo fue elaborado con materiales eco-sostenibles y orgánicos.

Getty
Getty

Ya queremos ver cada uno de estos detalles en la pantalla, que es uno de los estrenos más esperados de 2017.

Getty

¿Qué te parece la iniciativa de Emma para el personaje de Bella?