Por Camilo Morales
19 noviembre, 2020

El evento, que duró toda la noche, contó con un DJ y hasta un show pirotécnico. Además, los 200 invitados que llegaron disfrazados simulando ser “extras”, podían hacerse “tatuajes Matrix” de recuerdo. Por supuesto, Reeves se fue a una hora prudente.

Con la pandemia del COVID-19 se tuvieron que suspender numerosos eventos y se prohibieron actividades que antes eran tan insignificantes, como hacer una fiesta. Hoy eso está penado por la ley. Y eso le pasó al actor canadiense Keanu Reeves y el equipo de producción y rodaje de Matrix 4, en Alemania.

Resulta que el equipo del nuevo largometraje, dirigido por Lana Wachowski, está siendo investigado tras romper las reglas al organizar una fiesta de despedida con más de 200 asistentes en Alemania. Entre esos asistentes, se rumorea que estaba el mismo Reeves.

Splash

Matrix 4 se ha visto enfrentada a diversos cambios de calendario producidos por la pandemia que azotó al mundo. Por ese motivo, la película se retrasó y fue retomada hace unas semanas. De hecho, algunas de las fotos del rodaje y de Reeves llegando al set se filtraron en internet, lo que provocó la ilusión de los fanáticos. 

En el medio Bild, informó que la producción se las ingenió para hacer la fiesta, diciendo que estaban en pleno rodaje de una escena, que tenía como nombre código “Icecream Teamevent“. De esta forma, llegaron hasta el estudio Babelsberg al menos 200 personas disfrazadas de “extras”. 

Getty Images

El evento duró toda la noche, en donde hubo un espectáculo pirotécnico, bailarines y un DJ encargado de la música del evento. Incluso los invitados podían hacerse unos “tatuajes Matrix de recuerdo”. A Reeves se le vio tomando vino junto a la artista plástico Alexandra Grant, eso sí, se fue a una hora prudente.

En The Guardian, una persona de 38 años que no se identificó y que asistió a la fiesta, le dijo al medio que nunca se trató de un rodaje. Además, confirmó que la celebración duró toda la noche, desde las seis de la tarde del miércoles hasta la madrugada del jueves. Dentro del festín que se dieron los 200 asistentes se incluía sushi, sake, pizza, pasteles de chocolate, y curry, además de caravanas estilo hippie para los invitados que querían mas “privacidad”.

Getty Images

“A todos se les hizo una prueba de coronavirus con anticipación. La instrucción era que todos debían portar cubrebocas, pero muchas personas no los usaron durante la fiesta. No se dieron instrucciones de dirección, no había claqueta y nadie estaba filmando“, dijo la fuente anónima a The Guardian.

El panorama está complicado para la producción de Matrix, debido a que el lugar donde se realizó tiene por regla tener un máximo de 50 personas. De esta forma, tendrían que haber tenido los permisos pertinentes de las autoridades.

Desde el equipo de la película se defienden diciendo que la fiesta era “una escena de celebración, que sucedía en el verano“. También, informaron que las normas de higiene se habían cumplido. Incluso, desde la vocería del estudio Babelsberg indicaron que en la producción de Matrix 4 “habían avisado este rodaje con sus muchos participantes“. Por ahora, las autoridades sanitarias de Alemania se encuentran investigando el hecho.