Por Lucas Rodríguez
22 junio, 2020

Mucho antes de que el productor cayera en desgracia, y cuando aun era muy poderoso, James se ofreció a enfrentarlo. Tenemos claro cómo habría resultado eso.

El trabajo de los actores y actrices, es uno bastante particular. Sin ir más lejos, estamos seguros que si tuviéramos que explicarle la sociedad humana a una civilización extraterrestre, la actuación sería uno de los más difíciles. Solo comprendiendo la naturaleza humana, así como la emocionalidad que nos caracteriza, puede uno entender porque los actores y actrices son tan admirados en nuestro mundo. 

HBO

El fingir que son algo que no, está en la esencia de la actuación. Dicho eso, hay algunos actores que hicieron de su carrera, una representación de realidades que no les eran tan lejanas. Son los así llamados «Character actors» o «actores de personajes».

HBO

Hay muchos de ellos muy conocidos, pero pocos daban la impresión de estar tan compenetrado con su personaje más conocido, como Tony Soprano. Digo, James Gandolfini. La verdad es que a estas alturas, esos dos nombres son casi sinónimos.

HBO

James se convirtió en la representación más fiel que habíamos visto de un mafioso italiano, al menos desde que Brando y De Niro se pusieron en los zapatos de Don Vitto Corleone. Como jefe de la familia Los Sopranos, James nos mostró un jefe de la mafia podía tener tantas luces como sombras. 

HBO

A pesar de que el James de la vida real no era para nada un mafioso, sí conocía bien de cerca ese mundo. Incluso, no tenía miedo a ocupar varias de las tácticas de ese mundillo dentro de su vida.

HBO

Un buen ejemplo de esto, es una historia que dos de sus ex compañeros de reparto contaron en el podcast de Joe Rogan. Steve Schirripa y Michael Imperioli, contaron sobre cómo una vez, James Gandolfini, el protagonista de su recordada serie, ofreció hacerle «un favor» a Harvey Weinstein. 

HBO

Al parecer el malogrado productor, estaba molestando a James para que hiciera una aparición en televisión para promover una de sus películas. James no tenía intención de hacerlo. Cuando Harvet insistió, James fue bastante cortante: si no dejaba de molestarlo, iba a ir personalmente con un bate y «le rompería las piernas». 

HBO

Si por un momento te confudiste con la lectura de un guión de Los Sopranos, no eres el único. La anécdota fascino a Rogan, más que nada debido a que es una reacción totalmente acorde a Tony Soprano, como una muestra del valor de James: esto ocurrió mucho antes que Harvey Weinstein cayera en desgracia, por los años en que era el productor más poderoso de Hollywood. 

@the_real_harvey_weinstein

Hoy en día, ya nadie teme a ese monstruo. Pero hace un par de años atrás, era necesario ser un temerario como James (o Brad Pitt) para hacerle frente.