Por Leonardo Granadillo
28 agosto, 2020

Henry Cavill seguiría como Geralt of Rivia tanto en la serie como en la posible película que se asoma. Pero es su compañero Aquaman en DC, el que suena para estelarizar Blood Origin. Jason siempre es bienvenido.

Se detuvo el rodaje de cientos de series y películas en todo el mundo gracias al COVID-19, pero no todo es malo, ese tiempo libre, esa larga pausa, ha servido también para que las grandes mentes detrás de las productoras, comiencen a desarrollar ideas.

Afortunadamente, en algunos países ya se está marchando el coronavirus, y series como The Witcher de Netflix, han empezado a retomar sus grabaciones. Lo que pocos saben, es que junto a la segunda temporada que está en camino, y la película que se planteó recientemente, también llegará una precuela de la exitosa historia que llevará por nombre Blood Origin.

Netflix

Para nadie es un secreto la popularidad que tomó el programa, pero ahora los creadores buscan una saga previa, para a su vez probar, qué tan querida fue la serie o si sólo se trataba de ganas de ver a Henry Cavill así:

Netflix

Que bueno, no neguemos influyó y mucho en nuestra decisión.

Ahora según We Got This Covered, Netflix estaría buscando a ese apuesto actor que le sume un valor agregado a la precuela, y ese parece ser Jason Momoa.

Warner Bros. Pictures

El querido artista de 41 años sabe desempeñarse de gran forma en historias de fantasía. Es Aquaman –compañero de Henry Cavill en La Liga de la Justicia de DC Comics–, hizo de Khal Drogo en Game of Thrones y también estuvo cuatro años en Stargate Atlantis.

Además, tampoco le molesta quitarse la camiseta de vez en cuando y atraer cientos de fanáticas. Lo que si se sabe es que la historia se mantiene en etapa muy temprana y que su presencia ni siquiera está confirmada, pero vamos seamos sinceros, a todos nos gusta que desde ya esté sonando para engalanar esta historia sobre los orígenes de este mundo de guerreros y hechicería.

¿Te gusta Momoa para el papel?