Por Andrea Araya Moya
10 octubre, 2019

Su tensa relación se notó en una de las escenas más crudas. ALERTA DE SPOILERS.

Circulan los rumores de que Joaquin Phoenix y Robert De Niro no se llevaron nada de bien durante el rodaje de «Joker», y que incluso tuvieron encontrones que cortaron el ambiente. Bueno, no fueron rumores, al menos eso es lo que explicó el director de la cinta, Todd Phillips. Aunque no es porque no tuvieran química o algo así, todo tiene una razón.

Según contó Todd Phillips en una entrevista con Vanity Fair, De Niro y Phoenix tuvieron varios problemas durante la filmación. Todo comenzó cuando Robert pidió que se reuniera todo el elenco para hacer una lectura de guión y así ver cómo quedaría la película y practicar la interpretación… pero Phoenix no estaba nada de acuerdo y se negó a asistir a la lectura.

“Bob me llamó y me dijo ‘dile a Phoenix que él es actor y que tiene que estar ahí. Quiero escuchar toda la película y todos vamos a entrar a una sala y la vamos a leer’”

-Todd Phillips a Vanity Fair

DC Films

Phoenix quería que las cosas fluyeran al momento de grabar y evitar ensayar las escenas. Algo parte de su talento y experiencia.

Finalmente, Joaquin decidió presentarse a la lectura de guión en la oficina de Manhattan de De Niro. De hecho, el protagonista de «Taxi Driver» conversó en privado con Phoenix para arreglar sus diferencias.

Acto seguido, tomó su cabeza y le dio un beso en cada mejilla diciéndole: «todo saldrá bien, querido».

AP

 

Pero no quedó todo ahí, pues Phoenix relató a Vanity Fair que con De Niro no se hablaron en casi todo el rodaje.

«No me gustaba hablar con él en el set. No había necesidad de hablar de nada. Simplemente dijimos, vamos a hacer el trabajo. Que los personajes se relacionen entre sí. Esto lo hizo más simple y no hablamos. No había razón para hacerlo»

-Joaquin Phoenix a Vanity Fair.

Pero todo fue porque Joaquin quería hacer de «Joker» un personaje perfecto, que decidió aislarse del elenco para no «contaminar al personaje». Quería sentir lo que su personaje sentía en el momento, sin necesidad de ensayar.

***ALERTA DE SPOILERS***

De hecho, Phoenix siempre ha sido un fiel admirador de De Niro, pero esta vez dejó su admiración a un lado en pos del personaje… y vaya que dio resultado. De hecho se nota la tensión en la cruda escena en la que Joker asesina a Murray Franklin, el personaje de De Niro.

En la película Joker, o Arthur Fleck, sentía una gran admiración por Murray Franklin, hasta que el conductor decide mofarse de él en público a través de la televisión y Arthur maquina toda una venganza y lección para quienes le hicieron daño y se rieron de él.

«No sé cómo es De Niro. Trabajé con Murray Franklin. Realmente no nos sentamos a charlar. Su personaje y mi personaje no necesitaban hablar. Quizá tenía miedo de convertirme en un fan«.

-Joaquin Phoenix a Vanity Fair.

Su alejamiento y tensión tenía un motivo.