Por Ronit Rosenberg
30 noviembre, 2018

#CoupleGoals.

Si de algo podemos estar seguros de este año, es que los actores John Krasinsky y Emily Blunt son una de las parejas de celebridades más adorables. En diferentes ocasiones han revelado que se apoyan mutuamente en sus carreras, como esa vez que John admitió haber visto “El diablo se viste a la moda” alrededor de 72 veces. (1,2,3: “aww”).

Y a pesar de que los dos son muy exitosos, mantienen su relación lo más bajo perfil que pueden. Cuando se conocieron, él no podía creer que se trataba de ella, una actriz muy famosa. Ella le dejó en claro de inmediato que no le gustaba hablar de su trabajo como actriz pues en su casa no le gustaba verse ni sentirse como una celebridad.

@johnkrasinski

Sin embargo, John es su fan y seguidor número uno. La apoya en todos sus nuevos proyectos y estamos enamoradas de su reacción cuando la vio por primera vez como Mary Poppins. Para contextualizar; Emily Blunt protagoniza el icónico rol de la niñera milagrosa.

@emilybluntofficial

En una reciente entrevista en el programa de Ellen Degeneres, Krasinsky demostró todo lo que apoya a su esposa. La pareja tuvo la posibilidad de ver la película junto a su familia de forma adelantada antes del día de Acción de Gracia. Y él reveló en la entrevista que tuvo que advertirle a todos que las cosas se ponían bastante emocionales.

@emilybluntofficial

Porque cuando él la vio por primera vez, no podía dejar de llorar. “Cuando entras a la sala te dan una caja de pañuelitos, y yo les dije oh, muchas gracias pero no tengo un resfrío. 25 minutos después, me paré y me fui al final de la sala. Emily pensó que no me había gustado”, narró.

“Estaba sosteniendo muffins y bagels, y estaba buscando servilletas por todos lados, desesperado pensando que tengo que parar de llorar ahora mismo”

“Creo que es una de las películas más bellas que he visto. Creo que es exactamente lo que las personas necesitan ahora durante las festividades, es alegría pura”, añadió.

@Johnkrasinski

Puedes ver un adelanto del filme aquí:

¡Ya no puedo esperar para verla!