Por Catalina Maldonado
15 febrero, 2021

Destacando su transformación física y una actuación sólida, críticos de medios como Variety y The Guardian aseguran que “resucita” a un derrotado Johnny Depp en este nuevo proyecto, uno que podría traerle grandes éxitos cuando se estrene.

Johnny Depp y su camino en el cine no parece estar tan “arruinado” después de todo, porque luego de que se diera a conocer por parte de NY Post que su cinta “Minamata” jamás había sido estrenada en los cines como se había divulgado por medios como Box Office Mojo y Screen Rant, ahora recién la crítica especializada ha dado su veredicto sobre la producción y juzgar por sus opiniones, no anda nada de mal.

En un completo análisis de distintos medios como Variety, Guardian o IndieWire, le dan el visto bueno general a la cinta y le adjudican nuevamente el talento que tiene Depp en la actuación por su capacidad de lucir irreconocible en escena e interpretar a sus personajes con mucha pasión.

AP

“Minamata” fue el proyecto en silencio que durante meses Johnny Depp actuó y produjo, todo mientras se veía enfrentado a sus conflictos legales con su ex pareja Amber Heard y que lo han tenido en una constante lucha por mantener su reputación, y su sobre todo, su carrera a flote.

La cinta cuenta la historia biográfica del fotoperiodista Eugene Smith, quien viajó a Japón en la década de 1970 para investigar y documentar los efectos desastrosos que el envenenamiento por mercurio había causado en muchas pequeñas comunidades costeras de Minamata.

HanWay Films

A pesar de una ola de rumores en los que dijeron que la cinta había sido estrenada en los cines estadounidenses y que, incluso, había sido un fracaso en la taquilla estadounidense tras supuestamente solo haber reunido menos de US$ 15 mil durante su primer fin de semana, ese hecho se ha desmentido y su mala fama creada en estos días, no ha afectado a la crítica.

Entre las primeras concesiones que tiene Minamata, son bastante variadas pero nada se acerca a los decepcionantes comentarios que había tenido la cinta tras su “supuesto estreno”. Si bien no es una producción estelar para la crítica, el rol de Depp dentro de ella es lo que más se destaca entre las reseñas. Su capacidad de transformarse, y más aún, de personificar a alguien con problemas reales, lo ha hecho especial.

AP

El proyecto innegablemente convincente resucita a un Johnny Depp que luce casi irreconocible detrás del daño solar, las manchas del hígado y una barba escasa y manchada – en lo que se siente como una extensión de la interpretación de Hunter S. Thompson en Fear and Loathing in Las Vegas. Gene Smith no es el mismo personaje de ninguna manera, pero la comparación con Thompson parece inevitable una vez que el público ve a Depp consumiendo whisky y anfetaminas para ahuyentar a los fantasmas. Algunos fotógrafos pueden hojear cómodamente su obra como si el pasado fuera un libro de mesa de café cuidadosamente seleccionado. Pero en el caso de Smith, parece más una especie de película de terror, y Depp lo interpreta a Gene de manera hosca en todo momento, dominando a quienes lo rodean”.

—describe Peter Debruge de Variety—. 

“Mientras que la verdad de la historia es francamente demoledora y hay mucho que elogiar en la producción en sí, el producto final aún termina sintiéndose como una vieja narración. Depp logra transmitir con éxito las complejidades del espacio mental actual de Eugene y cómo esta tarea descubre su determinación inicial. (Y también está la fascinación adicional que viene al ver a alguien como Depp perderse en el cabello y el maquillaje necesarios para el papel, especialmente cuando no es en el sentido de “disfrazarse” como en muchos de sus proyectos recientes)”. 

—describe Perri Nemiroff de Collider—.

“Minamata no es una obra maestra y hay uno o dos clichés aquí sobre los salvadores occidentales y los periodistas borrachos, difíciles y apasionados que se debaten entre la integridad y el alcoholismo. El productor y estrella de esta película, Johnny Depp, tiene buena forma. Y una vez más, ha elegido un papel en el que lleva sombrero en el interior. Pero Minamata es una película franca y sincera, una “película problemática” anticuada con una historia valiosa que contar sobre cómo las comunidades pueden hacer frente a las corporaciones arrogantes y cómo los periodistas dedicados a las noticias veraces pueden ayudarlas”. 

— dijo Peter Bradshaw de Guardian—. 

“Por supuesto, a pesar de tener un elenco de reparto lleno de algunos de los actores japoneses más reconocidos que trabajan en la actualidad, es el nombre de Johnny Depp encima del título (y debajo, también, como él también produce). Y Depp da su mejor actuación en bastante tiempo, a pesar de lucir el sombrero característico de Smith sobre una mata de pelo gris y una barba erizada, es lo menos disfrazado que le hemos visto, posiblemente desde antes de Jack Sparrow. Y sin duda es la primera vez que lo vemos realmente subvertir su arrogancia glamorosa de estrella de rock con una verdadera resaca de melancolía y vulnerabilidad: retrata el alcoholismo y la adicción a las anfetaminas de Smith como debilidades reales que lo hacen sensiblero y derrotista”. 

—escribe Jessica Kiang de The Playlist—. 

“El triste drama del director Andrew Levitas relata la exposición fundamental del fotógrafo de guerra Eugene Smith sobre el envenenamiento por mercurio en el pueblo pesquero japonés del mismo nombre, y ciertamente ese ensayo fotográfico de 1972 merece un saludo de larga duración. Sin embargo, no se beneficia de un Johnny Depp demacrado como Smith, gruñendo a través de una suplantación a medias mientras la película intenta hacerse la sensiblera. Minamata cuenta una historia vigorizante de malversación corporativa y es una defensa para la clase baja, pero incluso la observación conmovedora ocasional no puede salvar una película que intenta con tanta fuerza tirar de todas las fibras del corazón a su disposición”.

—destaca Eric Kohn de IndieWire—.

“Pasada de moda, incluso anacrónica, Minamata tiene cierto peso como argumento para la profesión actualmente en peligro del periodismo de investigación de la vieja escuela, y enmarca su pasión por el medio ambiente en la lista de películas de calamidades provocadas por el hombre en las últimas décadas. Pero las perspectivas comerciales se basan en una actuación sólida y seria de Depp, que generalmente reduce sus excentricidades, excepto en los momentos más borrachos de Smith más pronunciados. Sin embargo, en general, Minamata puede ser sobre mercurio en el agua, pero dramáticamente es un caso de plomo en las tuberías”. 

—resume Jonathan Romney de Screen Daily—. 

Sin duda se ve un buen panorama para Johnny Depp en cuanto su cinta llegue a los cines del mundo en algún punto de 2021, por lo que incluso podría entrar en carrera para los Oscar luego de que la entrega de premios también haya sido aplazada producto del COVID-19.

Quizás su carrera tenga un segundo aire después de todo.