Por Camilo Morales
7 enero, 2021

El encierro generó que las ventas electrónicas de películas y producciones aumentaran en un 14,5% luego del comienzo de la pandemia en el Reino Unido.

Sin dudas el año 2020 será recordado por el aislamiento social y las cuarentenas. Eso fue algo que, a pesar de lo negativo de la situación, terminó favoreciendo a algunos contenidos y producciones como es el caso de la película Joker, la que según Variety, y con información de la Asociación Británica de Entretenimiento en Pantalla (BASE), fue lo más visto por los hogares de Reino Unido durante el año pasado.

De hecho, la producción protagonizada por el ganador del Premio Óscar a Mejor Actor, Joaquin Phoenix, y dirigida por Todd Phillips, vendió más de 1,4 millones de copias en disco, venta electrónica y TV On Demand, según datos expuestos por Variety.

Warner Bros.

Y es que las cuarentenas producto de la pandemia de COVID-19 hicieron que se cancelaran diversas producciones que estaban en planes de ser grabadas y estrenadas. Sin embargo, para las producciones que ya habían sido estrenadas, esto supuso un panorama más alentador.

El encierro generó que las ventas electrónicas de películas y producciones aumentaran en un 14,5% luego del comienzo de la pandemia. Por su parte, la televisión On Demand creció aún más, en un 24%, según datos de Official Charts Company, Futuresource Consulting y Kantar. 

Warner Bros.

En general, las ventas en el sector del entretenimiento en el hogar crecieron un 26% en 2020, lo que ha generado millonarias ganancias. Dentro de este listado, se encuentran producciones como Frozen 2, Jumanji: El siguiente nivel, 1917 y Star Wars Episodio IX: El ascenso de Skywalker, quienes encabezaron las preferencias de los británicos, al momento de consumir contenidos digitales y pagados en sus hogares.

Disney/Pixar

La directora ejecutiva de BASE, Liz Bales, dijo a Variety que la categoría de video avanzó durante la pandemia. “El video transaccional digital se ha beneficiado de las condiciones que obligaron a las personas a quedarse en casa, ya que más de dos millones de nuevos clientes se unieron a millones más que ya se comprometieron con el contenido EST y VOD“.

Pixabay

Esto, según Bales, ha generado que la gente vaya “descubriendo una profundidad y amplitud de catálogo diverso y contenido nuevo disponible sin suscripción“. Aún así, aclara que los formatos físicos no están olvidados, diferente a lo que se pueda pensar. Asegura que “muchos espectadores están todavía impulsado por la recopilación y el acceso a la mejor experiencia de visualización en casa posible que proporciona el disco“.

Y sobre sus predicciones sobre esta industria en el año 2021, dice que todo depende cómo se comporte la pandemia este año, por lo que “será un año de incógnitas“.