Por Lucas Rodríguez
14 febrero, 2021

Los dos actores tienen edades cercanas y saltaron a la fama en la misma época. Es lógico que les hubieran ofrecido varios de los mismos papeles, aunque nunca esperamos que fueran los que hicieron famoso a Keanu.

En la historia de Hollywood, generalmente se habla de un par de eras doradas. Estamos hablando de periodos circunscritos a una década (puede que empiecen uno o dos años antes, o terminen uno o dos años después), pero siempre de épocas de especial esplendor, magia y creatividad. Sin duda que una de ellas es el así llamado Hollywood Dorado, donde se hicieron clásicos como Casablanca. Otro es el Nuevo Cine Americano, de fines de los 60s a fines de los 70s. 

@johnnydeppofficial

La última de estas décadas particularmente fértiles en ser celebrada, sin dudas que fue la de los 90s. muchas de las mayores estrellas de hoy en día, empezaron su carrera en esa época.

@johnnydeppofficial

Dos nombres que en esa época fueron estrellas juveniles, y que hoy son de los actores mejor pagados del mundo, sin duda que son Johnny Depp y Keanu Reeves. Mientras que el primero se las ha tenido que ver con toda clase de controversias y excesos, Keanu ha sido elevado a una suerte de status de gurú.

@keanurevesofficial__

La relación entre estas dos estrellas no termina ahí. Dado que compartieron la misma escena, es lógico pensar que muchos de los papeles de más alto perfil de los 90s, debieron haber llegado a las oficinas de los representantes de ambos. Lo que no nos imaginamos, es la envergadura de los papeles que Johnny dejó pasar y que Keanu supo aprovechar.

@keanurevesofficial__

Quizás el más llamativo de todos sea el protagónico de Matrix. Johnny Depp era la primera elección de los directores.

Otras opciones incluían a gente tan dispar como Will Smith, Leonardo DiCaprio o incluso, Sandra Bullock. Pero fue Keanu quien tomó el protagónico, dando vida al icónico Neo.

Warner Bros. Pictures

Otros papeles que llegaron a las manos de Johnny, pero que él prefirió pasar, incluyen Top Speed y Blue Crush, ambos mega éxitos de la época, que forman parte del canon obligado del cine de Keanu Reeves.

Un papel muy llamativo para el que también se consideró a Johnny, pero finalmente se eligió a Keanu, fue el protagónico de la icónica Dracula, dirigida por Francis Ford Coppola. Aunque pensándolo bien, esa es considerada como una de las peores actuaciones de Keanu. Quizás es mejor olvidar que existió esa. 

AP

El único papel que Johnny sí tomó y Keanu no, fue el de la vida de excesos y controversias. Aunque la verdad, es que para este caso, Keanu no se perdió de nada.